29 marzo 2014, 10:18

Sendero hacia la paz en Venezuela

Sendero hacia la paz en Venezuela

Hay esperanzas de estabilizar la situación en Venezuela. Al menos eso parece tras la mediación de UNASUR en la crisis. La agrupación regional logró que miembros de la oposición accedieran al diálogo, algo que hasta el momento no había dejado de ser una quimera para el Gobierno. Los cancilleres de la región concluyen su tarea, pero dejan varios deberes a los diferentes bandos políticos del país.

La comisión de cancilleres del organismo regional que visitó Venezuela para facilitar el diálogo en medio de la crisis política por la que atraviesa el país, planteó importantes recomendaciones entre las que se encuentran deponer todas las acciones violentas y garantizar el respeto a los derechos humanos y al orden democrático.

Los ministros de Exteriores de Argentina, Bolivia, Ecuador, Brasil, Uruguay y Colombia estuvieron en Venezuela para acompañar, apoyar y asesorar en el diálogo político y sostuvieron reuniones con todos los sectores del país, que continuarán en los próximos días.

A través de un informe conjunto, los cancilleres dieron a conocer sus impresiones y conclusiones. Identificaron un firme rechazo en todos los sectores a los actos de violencia, condenando cualquier tentativa de ruptura del orden democrático y manifestando su compromiso con el respeto de todos los derechos humanos, dicen en su comunicado.

Indica también que "la Comisión reconoce la apertura y disposición" de Maduro de acoger las recomendaciones realizadas, "y especialmente celebra la voluntad de acordar un testigo de buena fe que facilite el diálogo entre todas las partes", una solicitud que fue hecha por la oposición el primer día de reuniones con los cancilleres.

Los ministros también señalaron que todos los sectores manifestaron la necesidad de moderar el lenguaje para generar un ambiente pacífico, lo que reiteró la canciller de Colombia, María Ángela Holguín.

El proceso de paz en Venezuela cuenta con el apoyo de los principales gobernantes de la región. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que su país apoya los esfuerzos para buscar “un diálogo que mejore la situación de Venezuela”.

Al término de su estancia en Venzuela, el ministro de Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, confirmó que los de Brasil, Colombia y Ecuador serán los mediadores que continuarán dando seguimiento al proceso de diálogo amplio y constructivo para superar la crisis.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo aceptar la presencia de testigos internacionales en el proceso de diálogo con la oposición, como recomendó la comisión. Es más, el Gobierno ya ha puesto en marcha una recomendación de los ministros al crear un Consejo Nacional de Derechos Humanos adscrito a la Presidencia.

Sin embargo, la secretaria de Estado Adjunta para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson ratificó la postura estadounidense frente a la situación que se vive en Venezuela.

Jacobson dijo que el diálogo de paz en Venezuela debe ser definido por los venezolanos, pero que al mismo tiempo sí se necesita una mediación internacional.

El Gobierno venezolano rechazó estas declaraciones por considerar que buscan desconocer el proceso democrático en Venezuela, así como los avances para el diálogo de paz que han sido impulsados por el gobierno y avalado por el bloque de la UNASUR.

El Gobierno no tardó en reprochar categóricamente las declaraciones injerencistas de Jacobson, quien también insistió en amenazar al país suramericano con posibles sanciones de no abrirse al diálogo.

No obstante, más allá de la tradicional agresividad norteamericana, todo parece dispuesto para que en la mesa de negociaciones se tracen nuevos caminos hacia la paz en la nación sudamericana. Solo se hace necesario que cada bando cumpla con su parte del trato.

an/lj/ll

Nota: Las opiniones expresadas por el autor no necesariamente coinciden con los puntos de vista de la redacción de La Voz de Rusia.

  •  
    ya participar en el