8 noviembre 2013, 12:19

¿A quién le convenía la muerte de Arafat?

¿A quién le convenía la muerte de Arafat?

“Esto es un asesinato político”, ha comentado la viuda de Yasir Arafat la noticia acerca de que la causa de la muerte de su esposo quien encabezaba la autonomía palestina, fue por envenenamiento con polonio.

La versión sobre el envenenamiento ha sido confirmada por los resultados del análisis de expertos del Instituto de Radiofísica de Lausana, Suiza.

Los restos de Yasir Arafat fueron exhumados en noviembre del año pasado.

Por una iniciativa del canal televisivo Al Yazira fueron investigados en el Instituto de Radiofísica de Suiza. Sobre los resultados del análisis de expertos nos relata la viuda del líder palestino, Suha Arafat:

La investigación en Suiza confirma todos nuestras sospechas. Fue encontrado un alto contenido de polonio: más del 83 %, esto supera dieciocho veces la norma. Se encontró polonio en el cuerpo: en los pulmones, en el cráneo. Y esto, es evidente, es un delito político, llevado a cabo por profesionales, tal y como hemos descubierto pasados nueve años.

Arafat falleció en el año 2004, pero los rumores de un posible envenenamiento ya rodaban incluso antes de su fallecimiento, cuando el envejecido político fue hospitalizado, en estado grave, en París. Los palestinos insinuaron la participación de los israelíes en esta enfermedad. En el año 2009, uno de los líderes del Movimiento para la Liberación Nacional de Palestina (Al Fatah) Farouk Kaddoumi acusó de participación en la muerte de Yasir Arafat a quien encabeza actualmente la autonomía palestina, Mahmud Abbas y al jefe del servicio de seguridad de la autonomía, Mohamed Dahlan. Ese mismo año, el congreso de Al Fatah oficialmente responsabilizó a Israel de la muerte de Arafat. Como principales sospechosos aparecen los servicios especiales de Israel y el círculo de los más allegados a Arafat. Sin embargo, la participación de Israel en este asesinato político parece ser poco probable, asegura la colaboradora científica principal del Departamento de Israel y las Comunidades Hebreas del Instituto de Estudios Orientalistas de la ACR, Tatiana Nosenko:

Apenas si había que tomar medidas tan drásticas para eliminarlo. Era evidente que estaba perdiendo influencia, aunque todavía como antes seguía siendo el símbolo del movimiento nacional palestino. Pero como dirigente perdía sus posiciones y se convertía en una figura menos notable. Esta versión a mí me parece poco probable.

Si Arafat no hubiera sido una figura influyente, hubiera fallecido tranquilamente varios años más tarde. Serguéi Serióguichev, experto del Instituto del Oriente Medio, expresa esta suposición. Curiosamente, este experto tampoco cree en la participación de Israel en la muerte del líder de la resistencia palestina. Arafat era un político complicado, pero con él era posible llegar a un acuerdo. Su muerte implicó un grave desconcierto en la causa de la paz en Oriente Medio, supone Serguéi Serióguichev:

Incluso si fuera cierto en sus últimos años de vida que el peso en la política fuese mínimo, lo cierto es que su presencia frenaba a muchos radicales. Puede ser que lo hayan eliminado porque él prefería ponerse de acuerdo con los judíos en lugar de combatir contra ellos. Pero la nueva generación de políticos consideraba que con seguridad podría, gracias al financiamiento iraní y utilizando los misiles Kassam, llegar a acuerdos más convenientes con Israel.

Los expertos están convencidos de que la noticia de la muerte forzada de Arafat seguramente se convertirá en causa de la agudización de las contradicciones, tanto dentro de Al Fatah, como dentro de Palestina.

fs/kg/sm

Nota: Las opiniones expresadas por el autor no necesariamente coinciden con los puntos de vista de la redacción de La Voz de Rusia.

  •  
    ya participar en el