Autora: Olga Denísova
1 julio 2012, 16:52

La propuesta para Siria es democratización

La propuesta para Siria es democratización

El Grupo de Acción para Siria señaló el camino a seguir para implementar los cambios políticos en ese país. El paso más importante para dar solución a la crisis actual será la creación de un órgano gobernante de transición.

Los países que asistieron a la Primera Conferencia sobre Siria en Ginebra manifestaron su disposición para reunirse cuantas veces sea necesario para normalizar la situación en ese país. Los “jugadores internacionales” reunidos en Ginebra abogaron por la creación de un gobierno de transición que esté integrado ttanto por miembros del actual gabinete, como por representantes de la oposición sobre las bases de mutuo acuerdo. Las partes en conflicto deben cesar la violencia y empezar a trabajar en aras de una solución del conflicto. La respectiva declaración fue hecha por el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan. 

—Hemos ofrecido una perspectiva que podría ser compartida por todos en Siria para ser una nación realmente democrática y pluralista con elecciones libres, el respecto a los derechos humanos y las leyes y las posiblidades iguales para todos. Se trata de dar pasos claros y precisos hacia un período de transición sin plazo fijo. La autoridad de transición debe tener la plenitud de poder ejecutivo. El pueblo sirio debe asegurar por sí solo su futuro. Todos los sectores de la sociedad deben tener la oportunidad de participar en las negociaciones sobre el futuro pacifico de su país.

La agenda de las negociaciones se divide en tres temas clave: la transferencia del poder, el cese de la violencia a través de la suspensión de los suministros de armas y el repliegue de las tropas del gobierno y, por último, las presiones continuas sobre Siria por parte del Consejo de Seguridad de la ONU. El primer punto resultó ser el más difícil. El mayor problema consiste en definir el papel del actual presidente Bashar Asad en el futuro mecanismo de transición. A instancias de Rusia, fue revocada la proposición de excluir a nadie del proceso negociador, expresó el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov. 

—Inicialmente esta proposición decía que era necesario excluir del proceso negociador a las personas que impedían el logro de la paz. Pero esto contradice a la disposición de la Carta de la ONU sobre la no injerencia en los asuntos de los Estados soberanos y no cuadra con la lógica del documento que hoy aprobamos y que dice que los propios sirios deben decidir el destino de supaís en todos sus aspectos. 

A pesar de la unidad de posturas lograda en el marco de la conferencia, las declaraciones de sus participantes eran a veces bien duras. En cuanto al futuro de Asad, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, fue absolutamente explícita al insistir en que Asad se vaya cediendo el poder a un gobierno de transición.

Otro tema importante fue la necesidad de impedir una mayor militarización del conflicto en Siria. La oposición sigue recibiendo armas. Moscú pidió incluir en el documento una clausula para contrarrestar los envíos ilícitos de armas. Pero su proposición aún no fue apoyada. Lo que dice el documento es que ambas parte en conflicto deben cesar la violencia simultaneamente con las oepraciones de combate y empezar a retirar sus unidades armadas de las ciudades sin condicionarlo a las acciones de la contraparte.

  •  
    ya participar en el