En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 511
    Síguenos en

    Un empleado, que trabajaba en la línea de montaje de automóviles de la empresa Jaguar Land Rover, fue despedido por tomar 808 días libres por motivos de salud. La compañía decidió darle de baja, pero este presentó una demanda y terminó ganando el pleito legal.

    Este hombre se llama Vic Rumbold, un empleado que vivía cerca de la planta de Castle Bromwich, pero, a pesar de eso, estuvo ausente en varias ocasiones y por diferentes razones durante sus casi 20 años de trabajo en el gigante del automóvil. Incluso por motivos de salud, lesiones laborales y hasta un presunto caso de agresión. 

    Por lo tanto, la empresa procedió a despedirlo. Sin embargo, Jaguar Land Rover no llevó a cabo los procedimientos correctos antes de echarle a la calle en diciembre de 2018 por su comportamiento y falta de competencia profesional.

    Así que Rumbold apeló ante el Tribunal Laboral de Birmingham, donde alegó que se trataba de un despido injusto. El juez Johnson, encargado de su caso, concluyó que la empresa no había aplicado correctamente los Procedimientos de Gestión de Asistencia y "no había llegado razonablemente a una etapa en ese proceso en la que pudieran considerar el despido".

    Según el fallo, si Jaguar Land Rover hubiera seguido sus propios procedimientos, habría llegado a la etapa en la que Vic Rumbold hubiera recibido un asesoramiento o una advertencia sobre sus ausencias, para que pudiera mejorar su conducta.

    El señor Rumbold realmente tenía problemas de salud. A principios de 2018 el hombre experimentó problemas de cadera y fue diagnosticado con una enfermedad de necrosis avascular, que causa un dolor crónico. Tan fuerte era su dolencia que no pudo trabajar del 12 de marzo al 13 de agosto de ese mismo año. Necesitaba una operación de reemplazo de cadera, escribe el periódico Birmingham Live. 

    La compañía, al enterarse de la enfermedad del hombre, le asignó otras tareas, como registrar las matrículas de automóviles, lo que le permitió estar sentado y usar un bastón. El demandante describió estas funciones alternativas como "inventadas solo para que regresara al trabajo". Además, añadió que se le había prohibido usar su bastón por temor a dañar la carrocería de los motores.

    Ana Jramtsova, ganadora del concurso Krasa Rosgvardii
    © Foto : Courtesy of The National Guard of Russia
    Jaguar Land Rover explicó que "el nivel de ausencia durante los últimos 18 años costó aproximadamente 130.000 dólares. Necesitamos considerar el comportamiento, la ausencia y la falta de entusiasmo para volver". 

    Puesto que al hombre no se le permitió completar su tratamiento y darle las facilidades para trabajar, el juez dictaminó que Vic Rumbold recibirá una indemnización, pero el monto no se anunciará hasta el próximo año.

    Etiquetas:
    Reino Unido, Birmingham, empresa, demanda, tribunal, juicio, empleados, despidos, Land Rover
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook