En directo
    Sociedad
    URL corto
    32037
    Síguenos en

    Desde los egipcios y su uso de la flor de loto, pasando por el LSD en la década de 1960, hasta la metanfetamina hoy, las personas han buscado drogas para mejorar o prolongar su experiencia sexual. ¿Por qué lo hacen? Las últimas investigaciones científicas refieren a motivos muy diversos.

    El alcohol es la droga con la que la mayoría de la gente está familiarizada y muchos han usado intencionalmente para relajarse antes del sexo. Eso dice el Estudio Mundial sobre las Drogas realizado en 2019, el alcohol encabeza la lista de las drogas más utilizadas con fines sexuales. Le sigue el cannabis y la MDMA, respectivamente. En general, según el estudio el alcohol se usa para facilitar el sexo, mientras que las otras dos drogas se usan para mejorar la experiencia. 

    Sin embargo, algunas personas optarán por usar combinaciones de drogas en lugar de una sola. El alcohol y la cocaína se usan en combinación (la cocaína funciona como estimulante, por ende compensa el efecto depresivo del alcohol). La cocaína, al igual que otros estimulantes como la metanfetamina, se utiliza para prolongar la experiencia sexual. Esto se aplicaba a los participantes en todas las categorías de género e identidad sexual. 

    El estudio también determinó que si bien el consumo de las llamadas "chemsex" (metanfetamina, mefedrona y GHB/GBL) con fines sexuales era mayor entre los hombres homosexuales y bisexuales, otros grupos también las usaban para tener relaciones sexuales. 

    ​Las drogas ilícitas o recreativas no son las únicas que se usan para el sexo. Según el informe, también se usan medicamentos. Se sabe que el analgésico tramadol es eficaz para superar la eyaculación precoz en los hombres, aunque algunos usan esta droga sin receta ni supervisión médica.

    Por qué se usan las drogas para tener sexo

    El investigador Ian Hamilton, profesor asociado de adicciones, Universidad de York, y Alex Aldridge, de la escuela Royal Holloway de la Universidad de Londres (Reino Unido), escribieron un artículo en The Conversation donde hacen un repaso de los estudios científicos más recientes y arrojan luz sobre los motivos por los que las personas se drogan y mantienen relaciones sexuales.

    Un estudio publicado en diciembre de 2020 en la International Journal of Drug Policy reveló que un grupo diverso de personas con diferentes identidades sexuales y de género que usan drogas para mejorar el sexo, tienen motivaciones y experiencias igualmente diversas. 

    Para algunos se trataba de mejorar la conexión emocional, mientras que para otros el deseo era mayor o se incrementaban las sensaciones corporales. Algunos también descubrieron que el sexo mejoraba la experiencia de las drogas, y viceversa: las drogas mejoraban la experiencia sexual.

    Según el equipo investigador, "el estudio demuestra las limitaciones de pensar en la mejora sexual en términos puramente físicos, al destacar las formas en que las drogas pueden mejorar los aspectos emocionales del sexo".

    A su vez, Hamilton y Aldridge destacan otro estudio de abril de 2020 publicado también en la International Journal of Drug Policy, sobre cómo las personas LGBTQ usan drogas para transformar y mejorar sus experiencias de género, a menudo en relación con el sexo. 

    ​"Las drogas les permitieron expresar sus identidades de género y sexuales de diferentes maneras y desafiar los binarios tradicionales", se afirma en el estudio. También se señala que "las drogas les dieron la oportunidad de jugar y experimentar con el género, con algunos hombres gays describiendo la liberación y el vínculo social de ponerse drag mientras usan drogas".

    Etiquetas:
    identidad de género, sexo, drogas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook