En directo
    Sociedad
    URL corto
    21732
    Síguenos en

    Alexandr Koliásnikov, de 10 años, siempre ha tenido un sueño inusual: abrazar a un oso panda de verdad. En vísperas del Año Nuevo, su deseo se ha cumplido gracias al presidente ruso, Vladímir Putin. Con sus padres, el chico visitó el zoológico de Moscú para ver al oso y luego habló por teléfono con el jefe de Estado.

    Durante la excursión, el niño originario de la región de Tula se encontró con un oso panda y lo alimentó. También visitó una clínica veterinaria y con el panda llamado Zhuy diseñaron una camiseta: pintaron la prenda blanca con pinturas.

    ​Luego recibió una llamada del presidente ruso. Muy emocionado y nervioso, le contó su experiencia y le agradeció por haberle cumplido su sueño.

    "Buenas tardes... No, no lo he abrazado, dicen que no se puede… Muchas gracias a usted por haber cumplido mi sueño", dijo el joven Alexandr a Putin. 

    La historia empezó el 5 de diciembre cuando Vladímir Putin participó en una campaña de caridad navideña denominada Árbol de deseos. Su propósito es hacer realidad los deseos de niños huérfanos de 3 a 17 años, niños con enfermedades graves o de personas mayores gravemente enfermas.

    El presidente eligió dos deseos, uno de los cuales ha sido el del chico de Tula, que tenía muchas ganas de abrazar a un panda, según el portal de la campaña.

    Este fue el segundo deseo que cumplió el líder ruso a finales de 2020. El primero fue el de una veterana de la Segunda Guerra Mundial de 97 años que anhelaba hablar personalmente con Putin.

    Etiquetas:
    oso panda, Rusia, Vladímir Putin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook