En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 153
    Síguenos en

    Las historias de amor no siempre tienen un final con una gran boda, a veces la historia se limita a la búsqueda. Así le pasó a Mick Burke, un granjero irlandés de 97 años de edad que murió sin llegar a casarse a pesar de que asistió por 73 años a un festival para buscar pareja.

    El vecino de la localidad irlandesa de Borrisoleigh se trasladaba todos los años a la ciudad de Lisdoonvarna, donde se realizaba el festival, para ver si conseguía encontrar una pareja para casarse.

    A pesar de que siempre se iba con muchos números de teléfono, de acuerdo con los organizadores del evento, nunca esas relaciones llegaron al altar. 

    Empezó a ir tras el fin de la II Guerra Mundial, en 1946, cuando Burke tenía unos 23 años. Dejó de asistir hace unos años por problemas de salud; sin embargo, en 2016 y gracias a su constancia, se organizó una fiesta para celebrar que tenía 70 años asistiendo al festival, de acuerdo con The Independent. 

    El nonagenario afirmaba que no había podido encontrar una pareja para casarse debido a la ubicación de su granja, que era muy remota.

    "Nunca se casó, el problema radicaba en que era demasiado guapo, le gustaba a todas las chicas y no era fácil elegir a una y dejar al resto", comentó al medio Willie Daly, el casamentero del festival.
    Etiquetas:
    EEUU, amor
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook