En directo
    Sociedad
    URL corto
    Por
    0 201
    Síguenos en

    Las celebridades nos alegran la vida y nos hacen mejores personas con sus obras. Sin embargo, en algunos casos, el amor y la afección se convierten en una obsesión. Estas celebridades se fueron demasiado pronto por culpa de sus fans.

    John Lennon

    El mítico Beatle falleció la tarde del 7 de diciembre de 1980, cuando volvía de un estudio de grabación neoyorquino en compañía de su esposa, la artista de origen japonés Yoko Ono. Un fanático obsesivo, llamado Mark Chapman, le disparó cinco veces a las fueras del edificio de apartamentos Dakota, donde Lennon residía junto a su familia.

    En la mañana de ese mismo día, Chapman, un empleado de hospital de 25 años, consiguió el autógrafo del legendario músico. En esta histórica foto, se puede ver el encuentro entre Lennon y su futuro asesino:

    ​De los cinco disparos, uno le provocó a John una herida en el pulmón derecho y otro le ocasionó una hemorragia en una arteria del corazón. Perdió hasta el 80% de su volumen sanguíneo y fue declarado muerto a su llegada al St. Luke's-Roosevelt Hospital Centre.

    En cuanto a Chapman —que fue a Nueva York especialmente para asesinar a Lennon y de esta manera pasar a la historia—, fue sentenciado a cadena perpetua y actualmente está encarcelado en el Centro Correccional Wende en Alden.

    "Lo asesiné porque era muy, muy, muy famoso y esa es la única razón. Yo estaba buscando la gloria personal...  Muy egoísta", declaró Chapman en una comparecencia ante los jueces del centro correccional.

    El mismo calificó el asesinato de "un acto despreciable".

    Selena Quintanilla

    La reina del Tex-mex Selena Quintanillo tenía tan solo 23 años y estaba en la cima de su carrera cuando la presidenta de su club de fans, Yolanda Saldívar, acabó con la vida el 31 de marzo de 1995.

    Exenfermera, Saldívar era también administradora de varios negocios de Selena, incluyendo un salón de belleza y varias tiendas de ropa donde la cantante vendía sus propios diseños. Después de cuatro años de colaboración, la intérprete descubrió que la mujer le estaba robando dinero y la citó en un motel de Texas. La fuerte discusión pronto llevó a Saldívar a disparar a muerte a Selena.

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от R.O.T.N (@rhythmofthenightnyc)

    La mujer —que llamaba "hija" a Quintanilla— fue declarada culpable del asesinato y sentenciada a cadena perpetua. No obstante, tras más de 25 años después de la tragedia, la mujer no ha querido asumir la culpa. Declaró en reiteradas ocasiones que fue nada más que un accidente. Según ella, Selena abrió la puerta y cuando le dijo que la cerrara, el arma simplemente "se disparó".

    Christina Grimmie

    El 10 de junio de 2016, la popular youtuber y cantante Christina Grimmie, que saltó a la fama tras convertirse en una de las finalistas del concurso musical The Voice (La voz), falleció tras recibir disparos después de una actuación en Orlando, Florida.

    ​La tragedia ocurrió en la sala de conciertos Plaza Live. Un desconocido se acercó a la cantante durante la sesión de firmas y le disparó, después de lo cual se quitó la vida ante los ojos de más de un centenar de fans de la artista.

    ​Más tarde, fue identificado por la Policía como Kevin James Loibl. Viajó a Orlando armado de dos pistolas y un cuchillo. Grimmir fue ingresada a un hospital local, pero los médicos no lograron salvarle la vida.

    Rebecca Schaefer

    Esta actriz estadounidense, más famosa por interpretar a Patti en la serie de televisión My Sister Sam, había sido acosada durante tres años por un fanático mentalmente enfermo llamado Robert John Bardo. El fan le escribió varias cartas a Schaefer y hasta viajó a Los Ángeles en dos ocasiones para verla en persona, pero los guardias de seguridad de la CBS le impidieron el acceso al set de rodaje. 

    ​En 1989, el hombre vio la película Scenes from the Class Struggle in Beverly Hills, donde la actriz aparecía acostada con otro protagonista. Después de esto, decidió castigarla por ser "otra puta de Hollywood". Armado con un arma de fuego, viajó a Los Ángeles por tercera vez y se dirigió al apartamento de Schaeffer, pero esta le pidió que no volviera a su casa. Una hora más tarde, Bardo volvió y le disparó a quemarropa.

    ​El hombre fue condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Cabe recordar que Schaeffer también estaba considerada para el papel de Vivian en la mítica película Pretty Woman, pero con su muerte el papel recayó en Julia Roberts.

    Dimebag Darrell

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от Dimebag Darrell (@dimebagdarrell)

    El 8 de diciembre de 2004, el cofundador y exguitarrista del grupo de heavy metal Pantera, Dimebag Darrel, fue asesinado a balazos en pleno concierto de su banda Damageplan en Columbus, Ohio, ante los ojos del público.

    Esa noche, todo parecía normal, pero poco después del inicio del evento, un fan identificado como Nathan Gale, de 38 años, entró en el club portando un arma de fuego. El hombre logró subir al escenario solo para disparar contra Darrell en seis ocasiones. Más tarde, mató a tres personas más e hirió a otras tres. Realizó un total de 15 disparos.

    Gale, un esquizofrénico paranoide, era fanático de Pantera y estaba convencido de que Dimebag Darrell le había robado las letras de canciones, aunque en realidad eran de Pantera. Además, culpaba a Darrell y a su hermano de la separación del grupo. Más tarde, el atacante fue eliminado por uno de los agentes de Policía con un solo tiro de escopeta.

    Después del tiroteo, la Policía encontró varias notas en el departamento del atacante. "Tomaré tu vida y la haré mía. Esta es mi vida, me fui", se podía leer una de ellas.
    Etiquetas:
    asesinato, famosos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook