En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    Un vídeo en el que un hombre tocaba el acordeón en el patio del hospital donde estaba internada su esposa, dio vuelta por el mundo y se robó los corazones de los internautas. Por desgracia, esta conmovedora historia de amor no tuvo un final feliz.

    A principios de noviembre, Carla fue ingresada en el centro sanitario Castel San Giovanni, en la ciudad italiana de Piacenza, para realizarse unas pruebas de cáncer. Más tarde, contrajo el coronavirus. Su esposo, Stefano Bozzini, acudía cada día a la ventana del hospital con su antiguo acordeón y le dedicaba serenatas a su media naranja. 

    "Para los dos era el primer momento en que estábamos separados en casi 47 años de matrimonio, y se me cayó el mundo encima", declaró Stefano al medio italiano Rai Radio 1.

    La primera canción que tocó fue Spanish Eyes, de Engelbert Humperdinck, ya que su cónyuge "estaba tan enamorada de esa canción que la escuchaba todo el tiempo en casa". 

    ​La mujer falleció dos semanas después de haber recibido el alta. Afortunadamente, pasó sus últimos días junto a sus seres queridos. 

    "La historia del alpinista Stefano Bozzini y su esposa Carla dio la vuelta al mundo: en esa serenata bajo las ventanas del hospital, todos reconocimos el amor en la sencillez e inmediatez de su lenguaje universal", declaró la alcaldesa de Piacenza, Patrizia Barbieri, en su cuenta de Facebook. 

    En un conmovedor mensaje, Barbiera confesó que el tierno gesto de Stefano recordó a todos "lo que realmente es quererse".

    "Haz todo para que la otra persona no se sienta sola, encontrando la forma de superar cualquier barrera. No tengas miedo de ser vulnerable, de manifestar lo que sientes", subrayó.
    Etiquetas:
    amor, Italia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook