En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 83
    Síguenos en

    Samuel Little, calificado por el FBI como "el asesino en serie más prolífico de EEUU", ha confesado el asesinato de una joven cometido en 1977. El crimen mandó a prisión por 22 años a un hombre inocente con discapacidad mental.

    En particular, se trata del asesinato de Dorothy Gibson, una joven de 17 años cuyo cuerpo estrangulado fue hallado frente a un hotel de Miami, en Florida. En ese entonces, un discapacitado mental llamado Jerry Frank Townsend se atribuyó el asesinato, por lo que pasó 22 años en la cárcel antes de ser liberado en 2001.

    ​Recientemente, Little —que cometió al menos 93 feminicidios entre 1970 y 2005 y es considerado el mayor asesino en serie en la historia moderna de EEUU— también admitió haber matado a la joven Karen O'Donoghue, cuyo cuerpo nunca fue recuperado.

    Hasta el momento, la Policía logró vincular al hombre con 50 homicidios. Para ayudar a la investigación, Little dibujó los retratos de algunas de sus víctimas, la mayoría de ellas mujeres afroamericanas, pobres y adictas al alcohol y las drogas.

    ​No obstante, no será acusado de los nuevos asesinatos, puesto que ya está cumpliendo cadena perpetua en una cárcel de California. 

    Etiquetas:
    crimen, asesinatos, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook