En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 32
    Síguenos en

    París y Zurich se han convertido, junto con la exótica Hong Kong, en los lugares más caros donde vivir tras la pandemia. Y es que los precios de los artículos domésticos aumentaron considerablemente tras este 2020.

    La capital francesa y la ciudad suiza desplazaron a Singapur y a Osaka y comparten ahora el primer lugar con Hong Kong, según el Índice de Coste de Vida de The Economist Intelligence Unit. Compararon los precios de 138 bienes y servicios de aproximadamente 130 ciudades en septiembre de 2020 y descubrieron que aumentaron un 0,3% de media a partir de 2019.

    Las ciudades de América del Sur, América del Norte, África y Europa del Este se han vuelto más asequibles, mientras que ahora vivir en Europa Occidental resulta más caro. En parte eso se explica por la subida en el tipo de divisas europeas frente al dólar estadounidense.

    Ginebra (Suiza) y Copenhague (Dinamarca) ocupan el séptimo y noveno lugar, y se convierten así en otras dos de las ciudades que figuran en la lista de líderes, junto con Singapur, Osaka (Japón), Tel Aviv (Israel), Nueva York (EEUU) y Los Ángeles (EEUU).   

    Las urbes de Singapur y Osaka se volvieron menos costosas gracias a la salida de trabajadores extranjeros, lo que provocó una caída en la demanda y en los precios. Con ello, hace tan solo un año ocupaban el primer puesto del ranking junto con Hong Kong.

    Cinco factores afectaron a los precios: las fluctuaciones de la divisa, los problemas en la cadena de suministro —como la escasez de ciertas mercancías, incluso de pasta y de papel higiénico—, las medidas adoptadas por los gobiernos como el control de precios y los cambios en el estilo de vida.

    Teherán (Irán), Perth (Australia) y Cantón (China) son las urbes que han subido más puestos en la lista en comparación con el año 2019. Figuran ahora entre el 79 y el 62 lugar. En el caso de Irán los precios se vieron afectados por las sanciones estadounidenses respecto al suministro de bienes.

    La capital de Islandia, Reikiavik, San Paolo y Rio de Janeiro (Brasil) perdieron sus posiciones en la lista. En el caso de América Latina, influyeron la debilidad de la divisa y el aumento del nivel de pobreza.

    Las ciudades con los precios más bajos para vivir son:

    • Damasco (Siria);
    • Tashkent (Uzbekistán);
    • Lusaka (Zambia);
    • la capital de Venezuela, Caracas.
    Etiquetas:
    precios, COVID-19, pandemia de coronavirus, coronavirus, ciudades
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook