En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 160
    Síguenos en

    Latinoamérica es una región paradójica. En las últimas décadas servicios como el internet inalámbrico o la telefonía celular han avanzado a pasos agigantados, pero no así el servicio de alcantarillado. Todavía hoy en la región existen cerca de 490 millones de personas que no tienen acceso a saneamiento seguro. Pero esa no es la peor cifra.

    "El inodoro, finalmente, se convirtió en el gran separador social de América Latina y el Caribe", asegura el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La región aún tiene serios problemas de agua y saneamiento.

    Al triste dato de que en América Latina el 69% de las personas no tienen acceso a saneamiento seguro, se debe sumar los más de 19 millones de personas que todavía hacen sus necesidades al aire libre, de forma cotidiana. "Una práctica que tiene consecuencias negativas en su salud y el medio ambiente", advierte el BID.

    Además, se suma el problema de las plantas de tratamientos de efluentes, que tratan solo alrededor del 15% de los efluentes producidos, "e incluso entonces, la calidad del tratamiento a menudo es lamentablemente inadecuada", se lee en el informe elaborado por la revista Aguasresiduales.info en noviembre de 2020.

    De acuerdo a cálculos de diferentes organismos multilaterales, cerrar esa brecha de saneamiento costaría alrededor de 180.000 millones de dólares hasta 2030, año en que las naciones se han comprometido a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que incluyen saneamiento mejorado. Según el BID, esa cifra representa casi el doble de todo lo que se ha invertido históricamente en la región.  

    En el mundo

    • En el mundo hay 4.200 millones de personas que no disponen de retretes en sus viviendas o tienen sistemas de saneamiento deficientes, según Naciones Unidas.  
    • El 40% de la población mundial, es decir, 3.000 millones de personas, no dispone de instalaciones para lavarse las manos con agua y jabón en sus hogares.
    • Casi 300.000 niños y niñas menores de cinco años mueren cada año debido a enfermedades diarreicas causadas por las malas condiciones sanitarias o agua no potable.
    • El 80% de las aguas residuales retornan al ecosistema sin ser tratadas o reutilizadas.
    • Para 2050, hasta 5.700 millones de personas podrían estar viviendo en áreas donde el agua es escasa durante al menos un mes al año, creando una competencia sin precedentes por los recursos hídricos.

    Día Mundial del Retrete 2020

    Este año el tema destaca la importancia del "saneamiento sostenible y el cambio climático". Según explica ONU, el cambio climático está empeorando: las inundaciones, la sequía y el aumento del nivel del mar amenazan los sistemas de saneamiento, desde los inodoros hasta las fosas sépticas y las plantas de tratamiento.

    Pero no todo está perdido. ¡Los baños también pueden ayudarnos a combatir el cambio climático!

    "Las aguas residuales y los lodos de los inodoros contienen recursos valiosos como agua, nutrientes y energía", explica ONU. Los sistemas de saneamiento sostenible hacen un uso productivo de los desechos para impulsar la agricultura de manera segura y reducir y capturar las emisiones para obtener energía más ecológica, por eso hay que apostar por ellos. 

    Etiquetas:
    agua, ONU, inodoros, retrete
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook