En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 110
    Síguenos en

    Poder circular por el espacio público de forma segura durante la pandemia es una de las grandes preocupaciones de las urbes. En el noreste de México, frontera con Estados Unidos, una ciudad desarrolló un colorido plan piloto para recuperar las calles y mantener el distanciamiento social. Los cambios transformaron el 'look' urbano.

    "Trabajar por la patria es forjar nuestro destino", se lee en el escudo de Reynosa, y se podría pensar que desde que se fundó en 1749 hasta hoy, sus habitantes han laborado para forjarlo. Desde las primeras explotaciones petroleras hasta el más reciente desarrollo de la industria maquiladora, la ciudad ha crecido económica y demográficamente de forma espectacular —pasó de 200.000 habitantes en 1980 a 700.000 en 2015—. Y a la par, ha ido cambiando de look. En 2020, una vez más, Reynosa se aggiorna a su nueva normalidad, pero con colores.  

    El poder de los colores

    A principios de noviembre la ciudad mexicana modificó la circulación en sus calles para enseñar a habitar el espacio público respetando el distanciamiento social, y así poder reactivar la vida socioeconómica local. El proyecto, liderado por ONU-Habitat, el IMPLAN Reynosa y la Fundación Placemaking México, A.C, consistió en pintar los espacios con colores. 

    "Los colores cambian la imagen de la zona y la percepción que sus habitantes tienen del lugar en donde viven, facilitando su apropiación y cuidado", asegura ONU.

    Se trata de un proyecto de urbanismo táctico de corto plazo: un modelo de bajo costo, ágil implementación que tiene como centro a las comunidades a las que pretende servir, según la definición del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

    ¿Cuáles fueron las intervenciones en Reynosa?

    Cuatro fueron las principales, según información de ONU. 

    • Puente Internacional Hidalgo

    El Puente Internacional Hidalgo conecta el área metropolitana Reynosa-McAllen (la ciudad texana con la que colinda). Es el punto principal de cruce de personas y autos.

    ANTES - Puente Internacional Hidalgo, Reynosa
    © Foto : ONU
    ANTES - Puente Internacional Hidalgo, Reynosa

    Se definieron y pintaron múltiples zonas de resguardo peatonal, las cuales reducen el ángulo de giro de los automóviles obligándolos a disminuir su velocidad.

    DESPUÉS - Puente Internacional Hidalgo, Reynosa
    © Foto : ONU
    DESPUÉS - Puente Internacional Hidalgo, Reynosa

    También se pintaron extensiones que facilitan el cruce y brindan mayor seguridad para las personas que caminan diariamente por allí.

    • Plaza de la República 

    Ubicada a unos pocos metros del Puente Internacional Hidalgo, la idea allí fue ganar espacio.

    ANTES - Plaza de la República, Reynosa
    © Foto : ONU
    ANTES - Plaza de la República, Reynosa

    Lograron recuperar para el transeúnte hasta 7,5 metros para su cruce seguro a través de una isleta y resguardos amplios.

    ANTES - Plaza de la República, Reynosa
    © Foto : ONU
    DESPUÉS - Plaza de la República, Reynosa
    • Plaza Central 

    En el centro de Reynosa se pintó una franja de acceso para mantener la sana distancia y facilitar el cruce de personas de la plaza pública hacia un andador comercial y peatonal.

    ANTES - Plaza Central, Reynosa
    © Foto : ONU
    ANTES - Plaza Central, Reynosa

    En la calle Hidalgo, emblemática zona comercial en el corazón de Reynosa, se trazaron líneas que separan a los compradores de los transeúntes, facilitando así el distanciamiento social.

    DESPUÉS - Plaza Central, Reynosa
    © Foto : ONU
    DESPUÉS - Plaza Central, Reynosa
    • Casa de la Cultura 

    En Casa de la Cultura se realizaron intervenciones alrededor de todo el inmueble.

    ANTES - Casa de la Cultura, Reynosa
    © Foto : ONU
    ANTES - Casa de la Cultura, Reynosa

    Se crearon zonas de resguardo en las esquinas para facilitar el cruce de personas. 

    DESPUÉS - Casa de la Cultura, Reynosa
    © Foto : ONU
    DESPUÉS - Casa de la Cultura, Reynosa

    ¿Cuáles son los objetivos de las intervenciones?

    • Recuperar el espacio público en el primer cuadro de la ciudad de Reynosa. 
    • Maximizar el valor de resiliencia comunitaria con énfasis en la pandemia COVID-19.
    • Reactivar la actividad socioeconómica con un retorno en condiciones de sana distancia física.

    Estas acciones piloto tienen un carácter temporal y su impacto será monitoreado en los próximos meses por el IMPLAN Reynosa. De acuerdo con los resultados que se obtengan, estas intervenciones podrían implementarse de forma permanente o llevarse a cabo en otras partes de la ciudad.

    El desarrollo de la estrategia fue posible con la entusiasta participación de las y los voluntarios, integrados por estudiantes, funcionarios y personas de la comunidad interesadas en mejorar la calidad de vida urbana de su ciudad, destaca ONU. 

    DESPUÉS - Casa de la Cultura, Reynosa
    © Foto : ONU
    DESPUÉS - Casa de la Cultura, Reynosa

    Durante 2018, ONU-Habitat colaboró con el Gobierno Municipal de Reynosa a través del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN) en la generación del Documento Visión Reynosa 2030, como guía para orientar la política urbana del municipio, en alineación con los principios globales de desarrollo sostenible establecidos por la Agenda 2030 y sus Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) y la Nueva Agenda Urbana (NAU). Este proyecto se inscribe en ese plan.

    Etiquetas:
    Reynosa, México, urbanismo, pandemia, COVID-19, ONU, ciudades, calle
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook