En directo
    Sociedad
    URL corto
    11813
    Síguenos en

    La publicación de un vídeo íntimo de Artiom Dziuba, capitán de la selección rusa de fútbol, puso el tema de la privacidad en el centro de las discusiones en la sociedad rusa.

    En un corto vídeo filtrado recientemente en las redes sociales, se ve al delantero, quien se está grabando a sí mismo, en un acto de masturbación.

    Además de una oleada de memes y comentarios, la filtración impactó la vida profesional del conocido atleta. El técnico del combinado nacional ruso, Stanislav Cherchésov, anunció la exclusión de Dziuba de la convocatoria para la próxima jornada de la Liga de las Naciones. El futbolista también fue sancionado por su equipo, el Zenit de San Petersburgo, el cual le despojó del brazalete de capitán.

    Andréi Sozin, miembro del comité de ética de la Unión del Fútbol de Rusia, dijo que por la filtración del momento íntimo, Dziuba ahora "tiene grandes problemas, por no decir catastróficos".

    Por su parte, Tina Kandelaki, conocida presentadora de la televisión rusa, se pronunció en favor del atleta.

    "Quiero nuevamente poner los puntos sobre las íes: Artiom Dziuba no tiene la culpa de nada. (...) Idealmente, por supuesto, no debería haber ninguna consecuencia para Artiom. Desafortunadamente, las ondas digitales del mundo moderno son tan abrumadoras que ciertos costos son inevitables", escribió Kandelaki en un artículo de opinión publicado por RT.

    La presentadora llamó "terrorismo digital" a la filtración de vídeos íntimos en las redes.

    "¿Por qué llamo terrorismo digital a la filtración de tales vídeos? Porque su propósito es únicamente infligir el máximo daño. El resultado ideal para esos 'terroristas' es destruir la vida de su víctima", subrayó la presentadora, antes de afirmar que la tarea de las autoridades responsables es "atrapar y aislar esa escoria".

    Kandelaki puso de relieve que los límites personales de una persona deben ser "estrictamente protegidos" y que el castigo por no respetarlos "debería ser duro e inevitable".

    "No creas que el terrorismo digital te pasará por alto. Hoy, estás viendo un vídeo con Artiom, mañana alguien verá un vídeo contigo. Si, por supuesto, eres del interés de alguien. El punto ni siquiera es si este vídeo será visto por un millón de personas o por solo algunos: filtrar el vídeo de otra persona en la red equivale a robar cosas de la casa de alguien", concluyó Kandelaki.

    Artiom Dziuba, de 32 años, se desempeña como delantero del FC Zenit y la selección de Rusia. En el equipo nacional participó en 47 partidos y marcó 26 goles.

    Etiquetas:
    Artem Dzyuba, pornovenganza, filtración
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook