En directo
    Sociedad
    URL corto
    Por
    0 82
    Síguenos en

    Es habitual que la Coca-Cola pierda un poco de gas si no se consume rápidamente y, para algunos, no resulta tan agradable al tomarla. Pero lo que muchos no imaginan es los estragos que causa el tiempo en esta bebida cuando en vez de unos minutos hablamos de unos meses. Veamos en qué se convierte esta Coca-Cola tras 105 días en el vaso.

    Temponaut Timelapse es un canal de YouTube que se dedica a hacer experimentos que enfrentan a comida y otros productos con el tiempo. Las horas, los días, los meses son un mal amigo de la conservación de alimentos, y la Coca-Cola no se salva, tal y como han podido comprobar en esta ocasión.

    Como se puede ver en el vídeo, los youtubers sirven una Coca-Cola con hielos y un limón en un vaso. Entonces empieza a contar el tiempo, y en los primeros días no se ven cambios sustanciales en el estado del refresco más allá de que se derriten los hielos y el limón se empieza a deshidratar.

    Las cosas cambian a partir del sexto día. Cuando la Coca-Cola lleva una semana en el vaso, empieza a salir una curiosa mancha blanquecina en el centro de este. Es moho: la bebida empieza a pudrirse.

    El deterioro no se detiene y lo que era una pequeña mota se acaba convirtiendo en una bebida cada vez más plagada de manchas verdes de moho. También llama la atención que el contenido del vaso se va evaporando cada vez más, hasta que, pasados los tres meses y medio, en el vaso no queda prácticamente nada más que moho.

    Etiquetas:
    experimento, Coca-Cola
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook