En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 36
    Síguenos en

    EEUU vive tal vez uno de los períodos más tensos de su historia. La ansiedad que reina en el país debido a la pandemia, la polarización social y ahora las elecciones presidenciales, derivó en un aumento significativo de las ventas de armas de fuego.

    En particular, en septiembre, en vísperas de las elecciones, los estadounidenses compraron un total de 1,6 millones de armas, un 61% más en comparación con septiembre de 2019. Además, las ventas crecieron un 50% solo en los últimos siete meses. Pero ¿a qué se debe este fenómeno?

    Una reciente encuesta llevada a cabo por la Universidad de Suffolk reveló que tres de cada cuatro votantes tienen miedo a los enfrentamientos —y hasta un posible conflicto interno— después de que se den a conocer los resultados de las presidenciales.

    Asimismo, hubo quienes optaron por adquirir armas de fuego, ya que sintieron una creciente división social fruto de la oleada de protestas que estremeció el país tras el violento asesinato del afroestadounidense George Floyd por un agente de la Policía. Las protestas derivaron en actos de vandalismo —como saqueos o derribos de estatuas de esclavistas— y enfrentamientos violentos entre la Policía, los simpatizantes del movimiento Black Lives Matter y los activistas de derecha.

    El vicepresidente de la Asociación Nacional Afroamericana de Armas, Douglas Jefferson, declaró a The New York Times que "el año 2020 ha sido nada más que un largo anuncio publicitario de por qué alguien puede querer comprar un arma de fuego para defenderse".

    "Es un año como ningún otro. Es inigualable. He dejado de usar la palabra sin precedentes. Va perdiendo su poder", declaró, a su vez, Mark Oliva, de la Fundación Nacional de Tiro Deportivo (NSSF, por sus siglas en inglés), en una entrevista con CNN Business.

    Entre las categorías de compradores que mostraron el mayor crecimiento en comparación con septiembre de 2019, figuran los afroamericanos (58%) y las mujeres (40%).

    Otra razón del disparo de las ventas podrían ser los planes de Joe Biden para prohibir la fabricación y el uso de las armas de asalto y cartuchos de alta capacidad, así como regular la posesión de armas de asalto existentes bajo la Ley Nacional de Armas de Fuego. El demócrata tiene previsto terminar la venta de armas de fuego y municiones por internet. Con este paquete de medidas, el demócrata busca reducir la violencia de armas de fuego en su país si gana las elecciones.

    En cuanto a la Administración Trump, en marzo de 2020 agregó a los fabricantes y distribuidores de armas en una lista de "negocios esenciales" del país, algo que significa que tienen derecho a permanecer abiertos durante la pandemia. Esta decisión generó la indignación de los activistas por el control de armas.

    Etiquetas:
    armas de fuego, elecciones, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook