En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    El millonario y director general de la compañía desarrolladora de juegos Valve Corporation, Gabe Newell, enviará al espacio un gnomo impreso en 3D con el fin de ayudar a la unidad de cuidados intensivos de un hospital infantil, pero ¿cómo?

    La idea de Newell consiste en transmitir por internet el lanzamiento de un cohete al espacio con el gnomo y por cada persona que lo vea transferirá un dólar a la unidad de cuidados intensivos del Hospital Infantil Starship en la ciudad neozelandesa de Auckland.

    ​Según publica Business Insider, la transmisión tendrá una duración de 24 horas con el lanzamiento del cohete en vivo, por lo que se podría juntar un monto considerable. 

    El millonario se quedó durante mucho tiempo en Nueva Zelanda debido a la propagación del coronavirus y de esta forma quiere agradecer al país por la hospitalidad con la que lo acogieron.

    El gnomo, que está hecho de titanio, mide 15 centímetros de altura y fue creado por la compañía neozelandesa de efectos especiales y utilería Weta Workshop, que trabajó en las películas El Señor de los Anillos y Avatar. Además, lo más importante es que se parezca al gnomo Chompski, el personaje del videojuego Half-Life 2.

    Este peculiar astronauta estará anclado a la etapa del cohete que volverá a la atmósfera de la Tierra, donde será incinerado junto con toda la máquina. El gnomo Chompski no será el único ocupante del cohete, ya que junto a él estarán 29 satélites, que a diferencia de él, sí se quedarán en órbita. 

    Aunque el envío de un gnomo al espacio podría parecer igual de insensato que el enviar un Tesla Roadster al vacío interestelar, el elemento de caridad de Newell al menos le da más sentido a esta campaña. Claro, tiene la oportunidad de ingresar directamente el dinero para ayudar al hospital, pero a diferencia de Elon Musk, la proeza de Newell no se limita al marketing.  

    Etiquetas:
    donaciones, espacio exterior
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook