En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    Las autoridades de China empezaron a hacer pruebas de COVID-19 a los 4,75 millones de residentes de la ciudad de Kashgar después de registrar un caso positivo.

    Las autoridades sanitarias de la ciudad, en la provincia Sinkiang, anunciaron sus planes después de que una trabajadora de la industria textil de 17 años diera positivo, informó la agencia de noticias estatal china Xinhua. Aún no está claro cómo se infectó.

    La chica trabajaba y vivía en una fábrica de ropa e iba a casa a visitar a su familia cada dos semanas, según la prensa estatal. No ha viajado al extranjero ni interactuado con personas infectadas, por lo menos que se sepa. Supuestamente se movía solo entre su fábrica y la de sus padres, y fue a un centro comercial con su madre hace una semana.

    Más de 2,84 millones de personas ya se han hecho la prueba, según Reuters, de las que al menos 137, todas asintomáticas, dieron positivo. Todos los nuevos casos están relacionados con otra fábrica de ropa donde trabajan los padres de la adolescente.

    Es el mayor brote visto en cualquier lugar de China desde el 1 de abril. Se identificaron cuatro ciudades más en la región de Kashgar como zonas de alto riesgo. Se trata también de las primeras infecciones locales en China continental desde el 14 de octubre, cuando se detectó un brote en Qingdao.

    El nuevo coronavirus fue identificado por primera vez en la ciudad china de Wuhan a finales de 2020. Hasta ahora, China ha reportado tan solo 91.151 casos confirmados de la infección.

    Etiquetas:
    pruebas, COVID-19, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook