En directo
    Sociedad
    URL corto
    1170
    Síguenos en

    Pese a que se lanzó hace más de dos décadas y no cuenta con muchas de las tecnologías modernas, conducir un Lamborghini Diablo SV es una tarea relativamente sencilla.

    Henry Catchpole, periodista dedicado al mundo automovilístico, recientemente tuvo la oportunidad de sentarse al volante de una de estas clásicas máquinas. El coche, una de las 30 unidades vendidas en el Reino Unido en su momento, le fue prestado al reportero por su dueño, quien sale a pasear en su supercarro con frecuencia.

    Según Catchpole, conducir este Lambo era uno de sus sueños de infancia, pero siempre creyó que manejar el auto sería todo un desafío. La conducción del Diablo SV, al contrario de lo que indica su reputación, resultó más fácil de lo esperado. 

    En particular, el periodista destacó la excelente posición de conducción, así como la impresionante maniobrabilidad del vehículo.

    Lanzado 23 años antes del Lamborghini Aventador SVJ, uno de los modelos más recientes del fabricante italiano, el Diablo SV alcanza cifras impresionantes hasta el día de hoy.

    View this post on Instagram

    A post shared by Henry Catchpole (@henrycatchpole) on

    Su motor V12 de 5,7 litros le da al vehículo 510 CV de potencia y 580 Nm de torque. El auto es capaz de ir de 0 a 96 kilómetros por hora en escasos 4,5 segundos y acelerar hasta velocidades de hasta 325 km/h.

    Etiquetas:
    vehículos, Lamborghini
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook