En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    Las autoridades de Virginia, en EEUU, han alertado a los ciudadanos del peligro de orugas peludas venenosas que se han observado con cierta frecuencia en los últimos tiempos en el estado.

    Popularmente conocida como oruga peluche, la Megalopyge opercularis es considerada una de las larvas más venenosas de Estados Unidos.

    Según el Departamento de Silvicultura de Virginia, se han registrado varios informes sobre la aparición de la oruga en "parques o estructuras cercanas" en el este de Virginia.

    "Los 'pelos' de esta oruga son en realidad espinas venenosas que provocan una reacción dolorosa si se tocan", detalló el ente a través de su página en Facebook.

    Crystal Spindel Gaston una residente de Richmond, Virginia, tocó accidentalmente una Megalopyge opercularis. La mujer describió el dolor como "un cuchillo abrasador" que le atravesaba la pierna. El dolor insoportable la obligó a acudir a la sala de emergencias. Según su relato, pasarían tres días antes de que volviera a sentirse normal.

    Además de dolor intenso, la reacción a la picadura de la oruga peluche puede incluir sarpullidos, vómitos, inflamación de las glándulas y fiebre.

    "[La oruga] no va a buscarte y morderte, pero si rozas su pelo, liberará toxinas a las que tendrás una reacción", detalló Theresa Dellinger, experta del Laboratorio de Identificación de Insectos en la Universidad Virginia Tech, a CNN.

    Eric Day, gerente del laboratorio, explicó que estas orugas suelen ser poco comunes en Virginia. Este año, sin embargo, se hicieron bastante abundantes por alguna razón, probablemente un ciclo natural.

    "Simplemente parece ser un año de brote", dijo Day a The Daily Progress.

    Dellinger recomienda a las víctimas del insecto enjuagar bien el área con agua y jabón, aplicar hielo y tomar una aspirina para el dolor. Si el dolor es insoportable, lo mejor es buscar ayuda médica, como hizo Gaston.

    Etiquetas:
    insectos, veneno, orugas, oruga, Virginia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook