En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    A los residentes de la ciudad de Texas se les aconsejó no beber agua del grifo después de que en el sistema público de abastecimiento de agua se encontrara una rara ameba que se come el cerebro.

    La Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ por sus siglas en inglés) el viernes, el 25 de septiembre advirtió a las compañías locales de suministro de agua que una rara ameba llamada Naegleria fowleri había contaminado las canalizaciones de agua locales.

    Esta ameba es un organismo de una sola célula y se encuentra en el agua dulce, pero lo más peligroso es que puede causar una enfermedad cerebral rara y mortal llamada meningoencefalitis amebiana primaria, informan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

    Se señala que la mayoría de las muertes relacionadas con dicha enfermedad ocurren después de nadar en agua dulce, pero "en casos muy raros las infecciones por Naegleria también aparecen cuando el agua contaminada de otras fuentes (de la piscina inadecuadamente clorada o del grifo) ingresa a la nariz".

    Según los CDC, una vez enfermadas, las personas mueren en el plazo de una semana presentando tales síntomas como convulsiones, vómitos y alucinaciones.

    El 26 de septiembre la TCEQ desaconsejó el uso de agua del grifo para cualquier cosa que no fuera lavar el inodoro.

    Los funcionarios comenzaron a realizar pruebas del sistema de agua de la ciudad de Texas después de que un niño de seis años, Josh McIntyre, muriera al contactar con un microbio, comunicaron los medios de comunicación locales. Más tarde, gracias a las muestras del agua, fue confirmada la presencia de la ameba Naegleria fowleri.

    Además de la ciudad de Texas, los casos de contaminaciones del sistema público de abastecimiento de agua se habían detectado en Australia y Pakistán.

    Etiquetas:
    EEUU, infección, contaminación, bacterias, agua
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook