En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 84
    Síguenos en

    Anne Lister, una mujer de negocios, terrateniente y montañista del siglo XIX, escribió 4 millones de palabras que cuentan todas sus aventuras sexuales. Aunque se la conoce como "la primera lesbiana moderna", su propia historia desmiente el sobrenombre: ella no estaba sola, había otras muchas mujeres que también amaban a mujeres.

    "Amo y solo amo al sexo más justo y, por lo tanto, al ser amada por ellas, mi corazón siente asco de cualquier otro amor que no sea ese", escribió Lister en su diario, la mujer a quien apodaron como "Gentleman Jack" y un siglo después, cuando su historia salió a la luz, como "la primera lesbiana moderna".

    Lister, que nació el 3 de abril de 1791 en Halifax, Inglaterra, Reino Unido, mantuvo sus relaciones sexoafectivas en secreto toda su vida. Quizá porque no podía vivir su sexualidad abiertamente, escribió un diario en código tan detallado, que hoy se considera uno de los archivos históricos más importantes del lesbianismo

    El código fue descifrado en la década de 1980. De acuerdo con expertos, Lister escribía "besos" para decir que da y recibe orgasmos, y escribía que iba "a Italia" cuando mantenía relaciones sexuales con otra mujer. 

    Sus escritos ayudaron a conocer cómo vivían las homosexuales en una época en donde las restricciones eran amplias y absolutas para ellas, y las mujeres en general. En 2019 HBO lanzó la serie Gentleman Jack, inspirada en su vida: la de la mujer que se "casó" con otra mujer en 1834.

    Placa de arcoíris dedicada a Anne Lister en la iglesia donde se casó, en York
    © CC BY 2.0 / Phil Champion / Rainbow plaque to Ann Lister at Holy Trinity Church, York
    Placa de arcoíris dedicada a Anne Lister en la iglesia donde se casó, en York

    ¿Quién fue Anne Lister?

    Empresaria, política, alpinista y escritora feroz, Lister siempre vestía de negro, incluso en verano. Con un aspecto que las convenciones de la época consideraban varonil, fue objeto de burlas y susurros en las calles de Halifax (la llamaban "Señor Jack", de ahí el nombre de la serie de HBO). Pero también de amor y deseo de otras mujeres. Educada y confiada, en una época en que las mujeres rara vez lo eran, atraía la atención dondequiera que iba, según relata Rebecca Woods en la BBC. 

    Lister escribió que desde pequeña se sentía diferente a los demás. Su madre, exasperada por esa diferencia, la envió a un internado cuando tenía siete años. Las maestras, miedosas de que su comportamiento influyera en el de las otras chicas, la confinaron en un dormitorio en el ático. Allí empezó a escribir su diario, en el que no escatimaba detalle alguno, y escribía incluso la hora en que se despertaba, las cartas que recibía y su contenido, el clima, qué comía, qué había aprendido, y sus amores. 

    El primero fue Eliza Raine, que también estaba internada. Con ella mantuvo su primera experiencia sexual y para registrarla, elaboró un código basado en conceptos del álgebra y grafías del griego antiguo. Lister tenía 15 años, y esa sería la primera de muchas relaciones sexoafectivas.

    Anne Lister
    © CC0 / Dominio Público
    Anne Lister

    Con el paso del tiempo y del despertar de su sexualidad, Lister comenzó a salir con más mujeres, y esto dejó tan herida a Raine que terminó en una institución mental, relata Woods en la BBC. Cuando tenía 20 años ya tenía varias pretendientes y en varios países; a Lister le gustaba viajar.

    Una de sus amadas fue Isabella Norcliff, que según cuenta Estefanía Camacho en la revista Gatopardo, cortó la relación por una de sus amigas, Mariana Belcombe, quien se convertiría en el primer gran amor de su vida. Pese a que la relación duró años y logró mantenerse incluso cuando Belcombe se casó, Lister se cansó de esperar a que se decidiera a amarla libremente y dio por terminada la relación.

    Lister fue una mujer muy inteligente y con asombrosas habilidades para los negocios, que demostró una vez que regresó con su familia a Halifax, cansada de perseguir a Belcombe. Poco después heredó de su tío varias propiedades, entre ellas una gran finca en Shibden. Allí conoció a Ann Walker, una joven rica heredera.

    Shibden Hall, Halifax
    © CC BY 2.0 / Wikimedia / Alexander P Kapp / Shibden Hall, Halifax - geograph.org.uk - 1804046.jpg
    Shibden Hall, Halifax

    Arrodilladas una al lado de otra, bajo los arcos medievales de la pequeña iglesia Holy Trinity en York, "se casaron" el domingo de Pascua de 1834, en una ceremonia (ilegal) e íntima. Las "recién casadas" se embarcaron en una luna de miel: tres meses de viaje por Francia y Suiza. 

    Las burlas no se hicieron esperar. El diario Leeds Mercury anunció el matrimonio del "Capitán Tom Lister de Shibden Hall con la señorita Ann Walker". También llegaron cartas anónimas dirigidas al 'Capitán Lister' felicitando a la pareja "por su feliz unión". Pero Lister parecía imperturbable: "Probablemente tenían la intención de molestar, pero, si es así, fracasaron", escribió en su diario.

    Pese a que Lister padeció acoso debido a su sexualidad, la pudo disfrutar porque era aristócrata. "Al adquirir tierra, ingresos e independencia, su historia muestra cómo la riqueza y privilegio de clase le permitió vivir su vida, hasta cierto punto, en sus propios términos", concluye Historic England, el organismo público encargado del legado cultural e histórico del Reino Unido.

    En un viaje que las esposas emprendieron en 1840 para recorrer Francia hasta los Pirineos, Rusia y el Cáucaso, fue que Lister murió. Según Woods, se cree que una picadura de insecto condujo a la fiebre que la mató. Walker viajó ocho meses junto al cadáver de Lister de regreso a casa.

    Breve historia de opresión de los gays en el Reino Unido 

    Durante el reinado de Enrique VII el Parlamento promulgó la Buggery Act, una ley que entró en vigor en Inglaterra en 1534 y que definiía como delito de sodomía a cualquier acto sexual "antinatural contra la voluntad de Dios y el hombre". Pese a que antes los homosexuales ya eran perseguidos por los tribunales eclesiásticos, desde entonces ser homosexual fue ilegal, y la pena era la muerte. 

    En las primeras cuatro décadas de 1800, años en los que Lister vivió la mayor parte de sus aventuras amorosas, fueron condenados y ejecutados a muerte 58 personas, 48 por homosexualidad, según el blog del hisotriador Rictor Norton. Las relaciones sexoafectivas entre mujeres ni siquiera eran reconocidas. 

    Recién en 1967 hubo un avance legislativo significativo, cuando se despenalizó parcialmente la homosexualidad. Sin embargo, tuvieron que pasar más de cinco décadas para que se promulgaran leyes que garantizaran la igualdad entre personas en la legislación británica y que amar a personas del mismo sexo no fuera causa de discriminación. En 2004 se aprobó el matrimonio igualitario, y en 2007 se tipificó el delito de incitación al odio en función de la orientación sexual.

    Etiquetas:
    Reino Unido, historia, LGBT, gay, matrimonio homosexual, homosexualidad
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook