00:11 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Sociedad
    URL corto
    1250
    Síguenos en

    El vandalismo y los saqueos que siguieron a la muerte de George Floyd a manos de la Policía de Minneapolis costarán a la industria de seguros más que cualquier otra manifestación violenta en la historia reciente de EEUU.

    Property Claim Services (PCS), una agencia que sigue los reclamos de la industria de seguros, calcula que solo entre el 26 de mayo y el 8 de junio del 2020, los reclamos para reponer los daños sumaron entre 1.000 y 2.000 millones de dólares. Estas cifras eclipsan ampliamente el anterior récord de pérdidas de las aseguradoras establecido durante las protestas raciales en Los Ángeles de 1992, estimadas en unos 775 millones de dólares.

    PCS recopila el historial de reclamos de seguros de EEUU relacionados con disturbios civiles desde 1950.

    No obstante, desde la agencia destacan que, a diferencia de las protestas de Los Ángeles, los disturbios subsiguientes a la muerte de George Floyd están muy extendidas por todo el país y lo tacharon de "evento catastrófico en varios estados".

    "No está sucediendo solo en una ciudad o estado, sino en todo el país. Y todavía está sucediendo, por lo que las pérdidas podrían ser significativamente mayores", advierte al respecto Loretta L. Worters, especialista del Instituto de Información de Seguros (Triple-I), citado por Axios.

    A modo de comparación, el paso del huracán Isaías por EEUU costará entre 3.000 y 5.000 millones dólares en pérdidas de seguros, según cálculos de Risk Management Solutions (RMS).

    Las protestas contra el racismo y la brutalidad policial estallaron en todo Estados Unidos luego de la muerte del residente afroamericano de Minneapolis, George Floyd. Sin embargo, algunas rápidamente se convirtieron en violentos disturbios que aún continúan. La violencia llevó al Gobierno federal a enviar a la Guardia Nacional a ciudades donde ciertas áreas no estaban controladas por las autoridades locales.

    El presidente Donald Trump ha criticado repetidamente a los líderes regionales de EEUU por permitir que la situación se salga de control y se ha opuesto a los llamamientos de los manifestantes para retirar fondos o incluso desmantelar a la Policía estadounidense. A principios de septiembre, el presidente dijo que cree que muchos estadounidenses están "disgustados" de ver lo que está sucediendo en "estas ciudades dirigidas por los demócratas".

    "Ellos ven lo que está pasando, no pueden creer que esto esté pasando en nuestro país. Yo tampoco puedo creerlo", afirmó Trump.

    Etiquetas:
    protestas, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook