01:35 GMT25 Septiembre 2020
En directo
    Sociedad
    URL corto
    162
    Síguenos en

    En Argentina no todos cumplen las medidas sanitarias impuestas para detener la pandemia de COVID-19. Un cura decidió hacer caso omiso a las recomendaciones y congregó a decenas de personas y los alentó a quitarse el tapabocas. ¿El resultado? Más de 20 contagiados y casi 1.000 personas aisladas.

    La localidad de Justiniano Posse, en la provincia argentina de Córdoba (500 kilómetros al noroeste de Buenos Aires), fue escenario de la imprudencia religiosa y desobediencia a las normas sanitarias para combatir al COVID-19. Allí, donde desde hace seis meses no había casos de coronavirus, un cura pidió a los fieles que concurren a misa que se quitaran el barbijo, les dijo que no fueran "miedosos". El resultado fue previsible: una ola de contagios y casi 1.000 aislados. 

    Según informó el canal de televisión local El Doce TV, el pasado 8 de septiembre, Día de la Virgen Niña, la iglesia de Justiniano Posse rompió los protocolos especiales que se habían acordado (distanciamiento, cantidad máxima de personas), y congregó a decenas de fieles. Las imágenes que se difundieron desde adentro de la iglesia, evidencian la enorme cantidad de gente y todos sin barbijo.

    Testigos aseguraron que el cura fue quien alentó a que los presentes se quitaran los tapabocas, al decir que "quienes usaban barbijo eran miedosos y que no había que tener miedo a la muerte, porque los que se mueren se van antes con Dios".

    Según el periódico argentino Clarín, el cura es conocido por ser "totalmente antivacunas y anticuarentena" y eso lo demostraba en su perfil de Facebook, que eliminó en las últimas horas tras el escándalo desatado. 

    El fiscal federal de Bell Ville José María Uriarte investiga lo sucedido en la parroquia. "A partir de una denuncia telefónica que recibí ayer por la tarde (por el martes), se inició una investigación preliminar en la que todavía no hay imputaciones ni atribución de responsabilidades", precisó el fiscal al periódico argentino La Voz. 

    Por su parte, el director del hospital Oscar Gómez habló con El Doce TV y confirmó que están a la espera de varios resultados más. "El martes se hicieron 32 hisopados más, estamos con bastante espera. (...) El 80% de los contagios ocurrieron durante la misa y hay un 20% en investigación que no tienen nexo con esta situación", aclaró.

    "Yo no le puedo echar la culpa a nadie. Acá es una cuestión de responsabilidad social y de cada uno. Hubo una irresponsabilidad social de no seguir con las medidas de prevención, más en lugares cerrados, conglomerados de gente donde no se cumplió con las medidas de protección como distancia y barbijo", concluyó.

    En el reporte de COVID-19 del miércoles 16 del Gobierno de Córdoba, en la provincia hay casi 16.000 casos de coronavirus; 211 han muerto por la enfermedad. El informe del Ministerio de Salud de Argentina indica que en el país hay casi 600.000 casos de COVID-19, y han fallecido 12.000 personas.

    Etiquetas:
    mascarillas, brote, Iglesia, Córdoba, cura, coronavirus, COVID-19, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook