00:08 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 62
    Síguenos en

    ¿Esponjosos? ¿Muy secos? ¿Con o sin leche? Una periodista quiso saber cuál es la mejor manera de preparar huevos revueltos y cocinó diferentes versiones con las recetas de ocho reconocidos chefs. Los huevos ganadores, según su paladar, resultaron ser unos con un ingrediente especial.

    Las recetas puestas a prueba en el artículo de Paige Bennett para Insider son las de Alton Brown, Gordon Ramsay, Paula Deen, Emeril Lagasse, Tyler Florence, Bobby Flay, Ina Garten y Geoffrey Zakarian.

    "A los huevos que hice con la receta de Deen les faltaba sabor y los de la receta de Florence parecían incomibles. La receta de Lagasse es mi favorita porque los huevos eran muy sabrosos", sentencia Bennett en su artículo para Insider.

    Ingredientes simples y huevos esponjosos

    Huevos, sal, pimienta, leche y mantequilla. Eso es todo lo que se necesita para ejecutar la primera receta del chef Alton Brown. La cocción también es bastante sencilla: "La idea es sacar los huevos del fuego un poco antes y dejar que se terminen de cocinar en el plato".

    Tras sacar la preparación del fuego fuerte y servirlos en el plato, llega la sentencia: "Los huevos estaban cremosos y esponjosos con un agradable sabor a mantequilla. La cantidad de sal y pimienta era perfecta para condimentar, aunque estaban un poco más líquidos de lo que me gustaría".

    "Una receta bien conocida y amada por muchos"

    El método de preparar huevos revueltos de Gordon Ramsay, "una receta bien conocida y amada por muchos", suma algunos ingredientes extras, además de los huevos, sal y pimienta: mantequilla, cebollino y nata fresca, una crema agria espesa. La autora asegura que la receta puede parecer "intimidante", pero que en realidad "son fáciles de preparar".

    "Ramsay mueve la sartén con facilidad fuera y sobre el fuego, echando los ingredientes adicionales (crema fresca, sal y pimienta) hacia el final", explica la catadora, quien además resalta una ventaja: "Aprecié que esta receta comience rompiendo los huevos en una olla en el fuego. No tuve que ensuciar platos adicionales batiéndolos primero en un tazón separado".

    Además, destaca que durante todo el proceso no dejó de revolver. ¿El resultado? "Los más cremosos de todos".

    "Los huevos de Ramsay tenían un sabor mantecoso y las cebolletas frescas iluminaron el plato", concluye.

    Cocción a gusto y opción de sumar queso

    Dos huevos, media cucharada de crema agria, un cuarto de cucharada de agua, sal, pimienta, media cucharada de mantequilla y una octava taza de queso cheddar. Esto es lo que se necesita para la receta de Paula Deen.

    "De todas las recetas de huevo que probé, solo algunas mencionaron cocinar los huevos al punto de cocción deseado, lo cual aprecié", valoró la periodista.

    Tras batir los ingredientes, cocinar a fuego medio o bajo, se debe agregar el queso cuando están casi listos y terminar de cocinarlos.

    La opinión de la catadora de huevos fue que estos "carecían de sabor, aunque eran cremosos gracias a la crema agria".

    Huevos con muchas especias

    Para la receta de Emeril Lagasse es necesario utilizar muchas especias. "El condimento requiere 10 ingredientes. Sin embargo, modifiqué ligeramente la receta y dejé el tomillo porque detesto su sabor, incluso en las cantidades más pequeñas. Tampoco me di cuenta de que me faltaba el perejil seco, así que lo omití y agregué perejil fresco al final", detalla la autora. La receta la completan los ingredientes tradicionales: huevos, queso, leche, mantequilla y sal.

    Hay que batir los huevos, la leche, la sal y los condimentos mientras la mantequilla se derrite a fuego lento. Hay que cocinar los huevos durante 30 segundos hasta que cuajen antes de agregar el queso y retirarlos del fuego.

    "Un sabor increíble", es el veredicto de la periodista. "Con un condimento tan robusto, tiene sentido que estos huevos tengan un factor sorpresa. Incluso en el plato, olían muy bien y eran sabrosos", agrega.

    Solo 4 ingredientes… y un final inesperado

    Tres huevos más una yema extra, crema fresca, mantequilla y sal marina es lo que demanda la receta de Tyler Florence.

    "Florence parecía tener un enfoque bastante informal para cocinar los huevos y las instrucciones eran un poco vagas", explica y agrega: "En algún momento no indicado, tuve que agregar crema fresca y sal marina, lo que elegí hacer después de unos 10 minutos".

    Sin embargo, el resultado no fue el mejor: "Después de pasar 40 minutos revolviendo estos huevos, me molesté y subí un poco el fuego. Todavía no se veían bien y salieron anaranjados y pegajosos. Ni siquiera me atreví a probar este plato".

    Huevos que se derriten en la boca

    La receta de Bobby Flay no especifica las medidas de mantequilla o crema fresca. "Fue super rápida y fácil de seguir. A fuego medio, derretí la mantequilla fría y la creme fraiche juntas. Esto parecía extraño al principio, pero se fusionaron a la perfección y rápidamente", detalla la autora del artículo. Luego llega el turno de sumar la sal y pimienta y cocinar por unos cinco minutos.

    "Flay sabe lo que está haciendo. Estos huevos eran increíblemente cremosos y mantecosos. Realmente no había grandes cuajadas de huevos, por lo que el plato tenía una calidad que se derretía en la boca".

    Muchos ingredientes para unos "huevos verdes"

    "En comparación con las otras recetas, esta requiere muchos ingredientes, más 20 minutos de preparación y 10 minutos de cocción", es la crítica de la autora a la receta de Ina Garten. "Aunque la receta requiere muchas hierbas frescas, también decidí cambiar el eneldo fresco por seco", aclara.

    El primer problema surgió al preparar los ingredientes: "Corté mis hierbas con un cuchillo sin filo. Debido a esto, las hierbas se magullaron, volviéndose más oscuras y causando que mis huevos tuvieran un extraño tono verde".

    "Aunque el color era un poco desagradable, no me molestó. Lo que sí me molestó fue el abrumador sabor del eneldo. (...) Me gustó la textura: estos huevos estaban completamente cocidos sin estar secos", es el veredicto.

    Unos huevos revueltos un poco líquidos

    "Inmediatamente esperé que estos huevos fueran ricos, gracias a tres huevos más otra yema, crema agria y mucha mantequilla. Para darle sabor, [Geoffrey] Zakarian se basa en sal, pimienta y cebollino", explica la catadora.

    "Los huevos tardaron unos ocho minutos en alcanzar una textura cocida pero ligeramente líquida. Tuve que prestar mucha atención a la olla porque si dejaba de remover aunque sea por unos segundos, los huevos se pegarían al fondo", relata.

    El resultado: unos huevos algo líquidos y poco mantecosos. "El sabor era bueno y estos huevos eran muy, muy cremosos. Me encantan las cebolletas por su sabor fresco. Agregaría más sal", sentencia Bennett.

    La receta de Lagasse, la ganadora

    "De todas las recetas, esta fue definitivamente mi favorita", asegura la periodista a quien le encanta "la comida sabrosa" y quien valora el uso del pimentón, el ajo y otros condimentos adicionales en la receta del chef estadounidense Emeril Lagasse.

    ¿Y a ti, cuál es la receta que más te tienta?

    Etiquetas:
    recetas, cocina, huevos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook