04:49 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 254
    Síguenos en

    Por si las carreras ilegales ya no fueran lo suficientemente peligrosas, el dueño de este Audi RS3 con 1.100 caballos de potencia descubrió que las cosas siempre pueden ir a peor, especialmente cuando te falla todo lo que puede fallar.

    Todo ocurrió mientras el hombre competía contra un McLaren 720S en una autopista (a partir del minuto 4.00 del vídeo) y estos terribles momentos quedaron grabados en vídeo. El pasajero del auto captó todo cuando a una velocidad de más de 250 km/h falla el motor. 

    Pero el calvario no acabó allí: por una razón desconocida el auto empieza a humear y, por lo que se puede observar desde otros autos, eso ocurre porque el vehículo se prendió en fuego. El humo se hacía cada vez más espeso y la respiración se hacía cada vez más difícil dentro, hasta el punto en el que el pasajero no le quedó más opción que abrir la puerta en plena marcha y asomarse fuera para tomar aire. 

    La solución a esta situación podría parecer obvia: parar de inmediato, salir del auto y usar los extintores de fuego. Sin embargo, resulta que también fallaron los frenos, e incluso el paracaída de freno que tiene montado. Mientras la cantidad de humo va en aumento y el fuego empieza a ganar terreno, a los dos hombres no les queda nada más que esperar a que el auto pare. 

    Durante estos minutos se puede sentir el pánico que tienen los ocupantes del vehículo, que no saben lo que va a ocurrir. Afortunadamente, el coche llega a parar y los dos hombres salen de él. Apenas 30 segundos más tarde el fuego se apodera de toda la parte delantera del carro. 

    Según los autores del vídeo, más tarde se llegó a conocer la causa del accidente: hubo una línea de freno que estaba desconectada y roció los frenos —que estaban calentados hasta temperaturas extremas— con el líquido de frenos, que se prendió en fuego.

    Etiquetas:
    insólito, accidentes de tránsito, accidente de tráfico, accidente, carrera
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook