00:58 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 15
    Síguenos en

    Un investigador de seguridad fue premiado con 6.000 dólares por haber descubierto que Instagram guardaba fotos y mensajes privados en sus servidores mucho después de que los borrara el usuario.

    El investigador de seguridad independiente Saugat Pokharel lo descubrió al descargar sus datos de Instagram. Esta función fue lanzada en 2018 para cumplir con las nuevas normas europeas sobre los datos personales. Los archivos descargados contenían fotos y mensajes privados con otros usuarios que él había borrado previamente.

    Instagram ya había advertido de que tardaba alrededor de 90 días en borrar dichos datos una vez que el propio usuario lo había hecho, pero Pokharel se dio cuenta de que se trataba de cosas de las que se había deshecho hacía más de un año.

    "Instagram no borró mis datos ni siquiera cuando lo hice yo", aclaró a TechCrunch.

    Pokharel informó del error en octubre de 2019 a través de un programa especial de Instagram. El error fue corregido a principios de agosto.

    "El investigador informó de un problema que hacía que las imágenes y los mensajes borrados de Instagram se incluyesen en una copia de datos privados al usar nuestra herramienta 'Descarga tu información'. Hemos solucionado el problema y no hemos visto ninguna evidencia de abuso. Agradecemos al investigador el informarnos del error", señaló un portavoz de la red social. 

    No está claro a cuántos usuarios afectó el error, pero por lo visto no es un problema poco común. Siempre que eliminamos algo de los servicios en línea suele haber una demora de tiempo hasta que desaparecen completamente de los servidores del sitio.

    Etiquetas:
    privacidad, Instagram
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook