00:33 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    Artur Segarra, condenado en el país asiático a la pena capital por el asesinato de un compatriota, obtiene la gracia del monarca Maha Vajiralongkorn, que con motivo de su 68º cumpleaños accede a cambiarla por la cadena perpetua. La medida abre la puerta a una ulterior extradición a España.

    El Departamento de Correccionales de Tailandia confirmó el 17 de agosto que el español figura en la lista de reos que se han beneficiado del gesto del monarca. Segarra está encarcelado en Bangkok por el asesinato en 2016 del empresario David Bernat.

    Condenado en febrero de ese mismo año, el convicto tendrá ahora derecho a solicitar su traslado a una cárcel española una vez cumpla un mínimo de ocho años de reclusión en suelo tailandés, informó Efe. Fue el 20 de noviembre de 2019 cuando, tras resolver una apelación, el Tribunal Supremo de Tailandia mantuvo en firme la sentencia de pena capital a tenor de los delitos cometidos: el secuestro, robo y asesinato premeditado de David Bernat. El fallo del Supremo tailandés ratificó también que el condenado deberá restituir a la familia de la víctima el dinero que logró sustraer de las tarjetas bancarias de la víctima, unos 20.000 euros.

    Confesión tres años más tarde

    El condenado mantuvo su inocencia durante todo el proceso judicial y sólo firmó una confesión el 23 de diciembre de 2019, condición inexcusable para posteriormente poder solicitar la conmutación de pena, ahora concedida, y así evitar su ejecución.

    Según escribió el convicto en su misiva, secuestró a Bernat el 19 de enero de 2016 y procedió a matarle entre los días 26 y el 27 durante una pelea con la víctima, pero no ofreció detalles sobre lo ocurrido a continuación. Según las pesquisas policiales admitidas por la instrucción del caso, el motivo del crimen fue el deseo de apropiarse del dinero depositado en una cuenta bancaria en Singapur a nombre de la víctima. Con posterioridad, Segarra descuartizó el cadáver y lo arrojó al río Chao Phraya, que atraviesa la capital de Tailandia. Después el español huyó a Camboya, donde fue detenido, encarcelado y entregado al poco a las autoridades tailandesas.

    Un presunto delincuente habitual

    Según confesó el propio Artur Segarra al diario El Mundo en 2019, su actividad en Barcelona se centraba en "estafas a bancos, a la Seguridad Social, a Hacienda y a personas físicas".

    Se da la circunstancia de que Segarra se encontraba en Tailandia en 2016 luego de haber huido desde la capital catalana a ese país tras perpetrar una estafa a más de 50 jubilados catalanes a los que concedieron créditos con cláusulas que, de puro abusivas, acabaron por provocar que fueran desahuciados de sus hogares. Segarra era el cabecilla de una banda cuya organización también incluía un notario y un abogado.

    Etiquetas:
    secuestro, robo, Camboya, extradición, estafa, asesinato, Tailandia, Tribunal Supremo de Tailandia, conmutación, cadena perpetua, pena de muerte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook