00:15 GMT26 Septiembre 2020
En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    Las quemaduras de sol en la infancia están directamente relacionadas con el riesgo de desarrollar cáncer de piel en la edad adulta, declaró el pediatra y presentador de televisión ruso Yevgueni Komarovski en su canal de YouTube.

    Según el médico, hay dos tipos de luz solar que pueden dañar la piel. Los rayos UVA son más peligrosos y agresivos y provocan daños a nivel de ADN. Ellos son los que contribuyen a la aparición de formaciones malignas. A su vez, el tipo UVB provoca quemaduras solares. Sin embargo, las segundas son capaces de causar las primeras.

    Komarovski señala que ambos tipos de rayos pueden penetrar a través de la materia, por lo que aconsejó usar ropa hecha de telas densas. Si la camisa o la camiseta es de malla, el protector solar debe aplicarse en todo el cuerpo.

    El médico subrayó que las causas del cáncer de piel más peligroso, el melanoma, aparecen ya en la infancia. Por eso es importante asegurarse de que el niño está protegido del sol.

    Los pequeños reciben dosis más altas de radiación UV debido a la relación entre la superficie de su piel y el peso corporal. Los protectores solares infantiles deben tener una textura más densa, y su tarea es permanecer en la piel el mayor tiempo posible.

    "Cinco quemaduras de sol en la infancia aumentan el riesgo de melanoma en un 80%", explicó el doctor.

    Komarovski recomendó aplicar protector solar entre 10 y 15 minutos antes de salir y volver a hacerlo cada cuatro horas en la ciudad y, en el campo, cada dos. 

    Etiquetas:
    niños, Sol, cáncer
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook