En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 102
    Síguenos en

    La ingeniera de datos Emily Gorcenski se ha dedicado a luchar contra movimientos supremacistas. Su nuevo proyecto informático mapea la inmensa cantidad de estatuas que homenajean figuras racistas y antiderechos, que están cayendo en varios países para reivindicar la historia del mundo que no se cuenta.

    Emily Gorcenski también quiere reescribir la historia. Inspirada por las acciones en contra de estatuas que se han replicado en grandes ciudades, lanzó When They Came Down (Cuando ellos cayeron, traducido al español), una plataforma que registra los datos de cada una de las figuras que las protestas populares vienen derribando desde la muerte de George Floyd a fines de mayo.

    No es la primera vez que la ingeniera utiliza sus habilidades informáticas para contribuir con movimientos sociales. Uno de sus primeros proyectos surgió en 2017 tras el incidente de Charlottesville, este de Estados Unidos, cuando un simpatizante nazi arrolló con un auto a una multitud de manifestantes en contra del racismo y mató a la activista Heather Heyer. 

    De allí nació First Vigil, una base de datos pública que registra los procedimientos judiciales relacionados con la extrema derecha y la violencia supremacista blanca.

    ¿Dónde están los monumentos derribados?

    Ahora, en el marco de una nueva ola de protestas antisupremacistas que ha adquirido un carácter global, Gorcenski creó When They Came Down. A su juicio, esta clase de hechos son más que simples eventos aislados. Al contrario, se trata de una reconstrucción colectiva de la historia. 

    Además, a su entender, estas acciones son "catárticas" para los y las activistas que alrededor del mundo deciden tomar la decisión de dejar de reverenciar a determinados símbolos, según definió en entrevista con Atlas Obscura. 

    "Muchas de estas estatuas se colocaron para honrar a personas que eran dueños de esclavos y que en general eran seres humanos racistas y horribles", explica. 

    La base de datos clasifica en amplias categorías a las figuras entre colonizadores, confederados, racistas, violadores, esclavistas y criminales de guerra. Por supuesto, varias figuras pueden pertenecer a más de una categoría, explica Gorcenski. 

    Además, se recoge también cómo y cuándo cayeron las estatuas, ya sea a través de la acción directa, la municipal o la privada. La página recibe colaboraciones para incorporar nuevos datos.

    When They Came Down busca funcionar, de este modo, como una crónica histórica del cambio social colectivo. "He intentado que sea un sitio acerca de la historia de la gente. Quiero que estas historias se sigan contando. En 10 años, quiero que la gente continúe hablando acerca de cómo se cayeron estas estatuas, acerca de la muerte de Heather Heyer, acerca de las manifestaciones", subraya.

    Las manifestaciones por los derechos humanos, la equidad y el antisupremacismo tienen una larga historia dice, y la memoria y el registro son necesarios para el avance en estas reivindicaciones. "Quiero asegurarme de que no se olvide nunca", concluye. 

    Etiquetas:
    monumentos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook