15:39 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    Sociedad
    URL corto
    181
    Síguenos en

    Cinco jóvenes asaltaron y golpearon a un jubilado de 71 años en su casa durante la madrugada. Tras recuperarse, el jubilado los persiguió. El hombre podría enfrentar 25 años de prisión porque asesinó a uno de ellos en la calle, mientras yacía en el piso. Argentina está dividida en un intenso debate: ¿fue legítima defensa u homicidio agravado?

    "Como militante de izquierda tengo en claro que asistimos a un hecho trágico y totalmente negativo que en lo jurídico se resolverá seguramente en favor del jubilado", dijo a Sputnik el abogado argentino Marcelo Parrilli, exdiputado de la Legislatura capitalina por el espacio MST-Nueva Izquierda. 

    Para María del Carmen Verdú, militante de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional, "un tiro por la espalda a una persona desarmada y ya herida a quien se corrió una cuadra fuera de la casa no es 'defensa' ni menos 'legítima'", dijo a Sputnik. 

    El viernes 17, Franco Martín Moreyra, de 26 años, asaltó, con cuatro ladrones más, a Jorge Adolfo Ríos en su casa en la localidad de Quilmes, al sur de Buenos Aires. El jubilado de 71 años, una vez que se pudo recuperar de la golpiza propiciada por Moreyra y sus acompañantes, los persiguió con un revólver en la mano mientras los ladrones huían por la calle.

    La polémica sobre si es un caso de legítima defensa o asesinato sin justificación e innecesario se instaló cuando se conoció el vídeo que muestra la persecución. Se ve cómo Moreyra y los otros cuatro huyen de la casa. Moreyra cojea y al llegar a la esquina, a unos 60 metros, cae al piso herido en la pierna, aparentemente por un balazo que recibió en la casa de Ríos. Luego se ve a Ríos caminando hacia él y disparándole en el piso. Los otros cuatro ladrones ya habían escapado. 

    Moreyra recibió dos balazos, uno en el tórax y otro en la región abdominal, que fue el que le causó la muerte, según la autopsia. Ríos está con arresto domiciliario, acusado de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego", que prevé una pena de hasta 25 años de prisión.

    ​También acentuó el debate el hecho de que Moreyra y los otros cuatro ladrones formaban parte de la barra brava del equipo de fútbol del Club Atlético Quilmes y que uno de ellos había sido liberado de la prisión en abril, en el marco de las libertades asistidas y arrestos domiciliarios otorgados a presos considerados dentro del grupo de riesgo de contagio de COVID-19

    ¿Legítima defensa u homicidio agravado? 

    Entre los testigos que fueron llamados a declarar está un hombre que pasaba por el lugar en auto, que aparece en el vídeo de la persecución. Según Página 12, declaró que al ver a un hombre en el suelo (Moreyra), pensó que había sufrido un accidente, pero luego escuchó tres disparos, por lo que se asustó y siguió su camino.

    También se incorporó el testimonio de una vecina de Ríos, quien dijo que vio cómo escapaban los ladrones. Ella salió luego de su casa, para asistir a Ríos, quien se encontraba "en estado de shock y completamente ido", con el arma.

    Ríos habló el martes 21 por una radio local y aclaró que no nació "para matar a nadie", que no es un "delincuente" y envió sus "condolencias totales" a la familia del joven fallecido, según recogió Página 12. Fue visitado por el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien al ser consultado sobre el caso por Radio Cadena 3, dijo: "No justifico la acción pero sí la entiendo, como ser humano". Luego del encuentro, el ministro Berni declaró que encontró "a una persona totalmente abatida, totalmente destrozada por una situación que no provocó". 

    ​El ministro de Seguridad también opinó que en la investigación judicial debería analizarse "el instituto legal de la legítima defensa" y "el nexo de causalidad en el Derecho Penal, que es la relación que existe entre la causa y el efecto en lo que determina el hecho". 

    En Twitter agregó que "el uso de la legítima defensa tiene ciertos parámetros que se tendrían que contemplar en el caso del Sr. Ríos de Quilmes: pusieron en riesgo su vida y actuó en una situación extrema". 

    ​"El uso de un arma es un tema delicado, que requiere de mucha profesionalidad. La diferencia entre Patricia Bullrich y yo es que soy de los que pregonan el desarme de la sociedad civil", agregó en otro tuit Berni, aludiendo a la postura de la exministra de Seguridad de la Nación durante el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019).

    ​A su vez, el abogado Parrilli agregó que "la izquierda no puede solidarizarse con una persona que sale a robar, torturar, lesionar y/o matar a otros". 

    Uno de los ladrones, Martín Ariel Salto, de 27 años, se entregó detenido en la madrugada del miércoles 22 en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes, donde quedó a disposición del fiscal de la causa, Ariel Rivas, según información de Página 12. Antes había sido detenido Cristian Chiara, de 23, y están prófugos otros dos jóvenes.

    Etiquetas:
    Argentina, justicia, asesinato
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook