20:27 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    El presidente de Argentina, Alberto Fernández, y el ministro de Salud, Ginés González, no se pusieron de acuerdo respecto a la inclusión del tratamiento de la fibrosis quística en los servicios sanitarios básicos, cuya propuesta se discute en el Senado. Al año, el tratamiento de la fibrosis quística puede costar unos 300.000 dólares por paciente.

    La discusión sobre la inclusión del tratamiento de fibrosis quística al Programa Médico Obligatorio (PMO), que rige las coberturas esenciales de la salud nacional para la población, dividió a las autoridades de Argentina durante una sesión parlamentaria. El proyecto de ley que plantea el tema ya había sido aprobado por la Cámara de Diputados en 2019 y actualmente se debate en el Senado. 

    Tras ser invitado a la sesión parlamentaria para debatir la propuesta, el ministro de Salud argentino, Ginés González, diplomado en Salud Pública y especialista en Administración de la Salud, recomendó a los legisladores no votar a favor del proyecto. 

    Durante la sesión, realizada de manera online como parte de las medidas sanitarias vigentes en el país por la pandemia de COVID-19, Ginés fundamentó que los artículos del proyecto son "inaplicables" ya que implican tratamientos de costos de unos 300.000 dólares anuales por paciente. 

    ​Tras su alocución, que provocó una serie de discrepancias, los legisladores resolvieron evaluar en conjunto con especialistas de la cartera ciertos detalles del texto, con el fin de viabilizar su implementación, informó el periódico nacional La Nación. 

    Sin embargo, luego del episodio, Anabel Fernández Sagasti, la vicepresidenta del Frente de Todos, coalición del presidente argentino, Alberto Fernández, anunció que el mandatario exhortaba a los legisladores del oficialismo a votar "tal cual está" el proyecto.

    "El presidente de la Nación se acaba de comunicar con la vicepresidenta de la Nación, la doctora Cristina Fernández de Kirchner, y le ha pedido que el oficialismo de esta casa firme dictamen tal y como está la media sanción de diputados", comunicó. 

    Además, expresó que el presidente sostuvo que se iba a comprometer a incluir las correcciones y modificaciones planteadas por el ministro mediante decreto presidencial. Aun así, la intervención generó debate en la agenda pública, y muchos se preguntaron de qué se trata esta afección.

    Fibrosis quística: origen y síntomas

    La fibrosis quística está dentro de lo que se conoce como enfermedades raras, es decir, aquellas afecciones que son muy poco frecuentes y que, casi en todos los casos, no tienen cura. En total, hay unas 7.000 enfermedades raras que afectan al 7% de la población.

    Así es el caso de la fibrosis quística, enfermedad crónica, genética y "potencialmente fatal" dada su naturaleza "generalmente progresiva, que se inicia normalmente durante la niñez temprana y, ocasionalmente, en el nacimiento (íleo meconial)", define la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER).

    "Cualquier órgano interno puede estar implicado, sin embargo las primeras manifestaciones se refieren al aparato respiratorio (bronquitis crónica), al páncreas (insuficiencia pancreática, diabetes del adolescente y ocasionalmente pancreatitis) y, más raramente, al intestino (obstrucción estercorácea) o al hígado (cirrosis)", explican. 

    Con una expectativa de vida de entre 35 y 40 años, es más común entre personas caucásicas, y se caracteriza por generar problemas respiratorios, pulmonares, digestivos y de crecimiento. En los hombres, además, es habitual que provoque esterilidad.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook