En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    Tras la liberación y recaptura de José Ángel Casarrubias Salgado, 'El Mochomo', la Fiscalía General de la República mexicana (FGR), confirmó que tenía pruebas de sobornos millonarios.

    El 3 de julio se hizo publico un audio donde se escucha a Francelia Salgado Patiño, madre de El Mochomo y a su abogado, Arturo Rodríguez García, discutiendo una supuesta entrega de dinero con personal del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales.

    En la llamada se sugiere que la liberación de Casarrubias Salgado estaba acordada, aunque la autoridad se encontraba a la espera de "avance con el tema económico" para continuar el proceso. No obstante, Francelia Salgado indica que el dinero será entregado hasta que su hijo esté en libertad.

    "Ya como quedamos, dando y dando. Nosotros no le vamos a quedar mal. Nosotros somos personas serias. Nosotros no vamos a quedarle mal", se escucha en la grabación publicada por El Universal.

    La FGR reveló el 2 de julio que personas cercanas a El Mochomo ofrecieron millones de pesos a personal del juzgado, con sede el Estado de México, para obtener su libertad. Por ese motivo, tanto la Fiscalía como el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) iniciaron investigaciones para aclarar los posibles actos de corrupción en su liberación.

    El mismo día el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó durante su conferencia matutina que en el caso de José Ángel Casarrubias Salgado hubo corrupción y dinero de por medio.

    "Hubo corrupción en el juzgado que otorgó la libertad y se tienen pruebas, o sea que hubo dinero de por medio […] lo digo aquí porque estas cosas se ocultaban y todos debemos saber de estos actos de corrupción", aseguró.

    El Mochomo es considerado por las autoridades federales como líder de Guerreros Unidos, un grupo criminal ligado a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. La Policía Federal Ministerial de la FGR lo detuvo el 24 de junio en el municipio mexiquense de Metepec, pero la tarde del 1 de julio una jueza federal ordenó su liberación.

    Al respecto, la FGR informó que el juzgado de control del Centro de Justicia Penal Federal, con sede en el Penal Federal de Almoloya de Juárez, decretó el auto de libertad a favor de Casarrubias Salgado tras negar el valor de las pruebas presentadas por la dependencia federal, las cuales fueron admitidas en 2014.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook