En directo
    Sociedad
    URL corto
    1196
    Síguenos en

    Hay especies de frutos que parecieran ser anacrónicas a los tiempos que corren, y los aguacates son una de ellas. La ciencia dice que evolucionaron para ser consumidos por animales que se extinguieron hace miles de años, y que sobrevivieron gracias a… su caca. 

    Como es sabido, los frutos se propagan por semillas que no caen lejos del árbol, por ende su progenie crece cerca. La única posibilidad de esparcir sus semillas por tierra, entonces, son los animales que comen el fruto y luego las "plantan" en otro lugar cuando defecan.

    La bióloga evolutiva estadounidense Connie Barlow, explica que la curiosa existencia anacrónica del aguacate, papayas, caquis, ginkgo biloba —e incluso el café— se debe a que fueron comidos originalmente por los gomphothere (criaturas parecidas a los elefantes) que vivieron durante el Mioceno y el Plioceno, entre 12 millones y 1,6 millones de años atrás. 

    Ellos felizmente cosechaban el fruto con sus robustos troncos, los aplastaban con sus enormes dientes y pasaban las semillas cómodamente a través de su enorme tracto digestivo. 

    La semilla anormalmente gigante del aguacate presenta desde un grave peligro digestivo hasta una sentencia de muerte para las especies terrestres contemporáneas, señala Maria Popova, creadora del blog de arte, filosofía, cultura y ciencia Brain Pickings. Después de 13.000 años, el aguacate no tiene ni idea de que los grandes mamíferos han desaparecido. 

    Etiquetas:
    evolución, elefante, aguacate
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook