En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 111
    Síguenos en

    Con el relajamiento de la cuarentena en muchos países, los residentes en las zonas costeras han vuelto a visitar a las playas. Además de mantenerse atentos para no contagiarse del COVID-19, es importante no olvidarse de los otros cuidados básicos al bañarse en mares, ríos y lagos.

    Las aguas presentan un elevado peligro para las personas y son la causa de numerosas muertes de niños y adultos cada verano, apuntó a Sputnik el experto en supervivencia Eduard Jalílov. La principal causa de las tragedias suele ser puro descuido. Para evitar una tragedia en la playa, Jalílov recomendó seguir algunas recomendaciones sencillas. Estas son algunas de ellas:

    • evitar entrar al agua después de ingerir alcohol;
    • nadar preferentemente en lugares donde haya rescatistas o personas que puedan buscar ayuda si es necesario;
    • no alejarse mucho de la costa.

    La última recomendación es importante pues no es raro que las personas se olviden de que es necesario nadar todo el camino de vuelta y, a menudo, sucede que no tienen fuerzas suficientes para recorrerlo, especialmente si hay que hacerlo en contra de la corriente.

    Según el profesional, la no observación de las normas básicas de seguridad causa el fallecimiento principalmente de niños, pero es común que mueran también personas ebrias

    Jalílov apuntó, además, que no es tan fácil ayudar a un bañista que se ahoga. Uno de los problemas principales es que, muchas veces, las personas en la orilla ni se dan cuenta de lo que sucede. Eso se debe a que, según el especialista, la escena no es como la muestran las películas hollywoodenses.

    "Cuando una persona se ahoga, no grita, como en las películas. Simplemente comienza a sofocarse, le empieza a entrar agua en la boca. Puede tener un espasmo de la glotis, no podrá respirar y se producirá un ahogamiento seco. En este estado, una persona pierde la conciencia, se sumerge y finalmente muere", detalló Jalílov.
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook