En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Una investigación realizada por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), México, concluyó que Giovanni López fue víctima de una ejecución extrajudicial cometida por agentes municipales de Ixtlahuacán de los Membrillos.

    "Durante la detención de Giovanni, fue golpeado de manera excesiva por parte de los agentes de la policía municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos al momento de detenerlo. Su muerte ocurrió bajo la custodia de los elementos de seguridad pública municipal y todo indica que su fallecimiento fue a consecuencia de las lesiones que sufrió y que aparecen en el parte médico", señala el informe emitido por la CEDHJ.

    La institución también denunció que los actos de los agentes policiacos en contra de Giovanni durante su detención, ocurrida el 4 de mayo, tuvieron la clara intención de someterlo, intimidarlo y causarle sufrimiento.

    "Todos los golpes y lesiones ocasionados fueron de manera consciente y desproporcionada, lo que derivó en su fallecimiento. Al golpear en repetidas ocasiones al agraviado, los agentes policiales generaron actos de tortura, violando su derecho a la integridad personal", indica el informe.

    La CEDHJ destacó que obtuvo el parte médico de Giovanni López, el cual fue elaborado a las 21:50 horas por el doctor de servicios médicos municipales, donde se apuntaron lesiones como contusiones en ambos ojos, en el pómulo izquierdo, en el tórax anterior, en el lado derecho de la parrilla costal, así como en el epigastrio y mesograstrio.

    Tras la observación médica se recomendó tomar radiografías de cráneo y la región abdominal, pero no se realizaron. Tras entrevistar al director de los servicios médicos municipales, la CEDHJ supo que el parte médico se elaboró a una distancia de por lo menos dos metros de la víctima, además de que durante su examen no identificó heridas por arma de fuego.

    Al día siguiente de su detención, Giovanni reingresó a la clínica de los separos municipales, donde fue atendido por otro médico con quien permaneció en la sala de choque por casi tres horas.

    A las 10:00 horas del 5 de mayo, López llegó en una ambulancia a un hospital particular del municipio de Chapala acompañado por dos paramédicos, dos policías y una persona con uniforme de especialista, al parecer el responsable de practicar una tomografía en el paciente.

    Según la investigación de la CEDHJ, Giovanni nunca fue ingresado a la clínica como paciente. Mientras esperaban a practicar la tomografía, el paciente trató de bajarse de la camilla, donde también movió sus pies y manos. Poco después, el responsable del manejo del paciente informó que el estudio no se realizaría y todas las personas se retiraron.

    Según las autoridades locales, Giovanni López falleció en los Servicios Médicos Municipales de Ixtlahuacán el 5 de mayo. Después su cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, donde se levantó un acta de defunción que consigna como causa de muerte un trauma craneoencefálico. Se desconoce quién reclamó el cuerpo.

    El informe de la CEDHJ finaliza con una serie de recomendaciones a las autoridades del estado de Jalisco y del municipio de Ixtlahuacán para la reparación del daño y garantizar la seguridad de los familiares de Giovanni. Del mismo modo, pide al Poder Judicial jalisciense castigo a los responsables de la ejecución extrajudicial.

    Etiquetas:
    Guadalajara, Jalisco, derechos humanos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook