En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 22
    Síguenos en

    América tiene casi 11 millones de niños ocupados en la producción económica, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En el marco de la crisis económica que ha traído la pandemia de COVID-19, el organismo advierte sobre un posible aumento de esas cifras en Latinoamérica.

    El 12 de junio se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. En un año marcado por la pandemia de COVID-19, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprovechó la fecha para alertar sobre el posible incremento del trabajo infantil, producto del negativo impacto económico que el virus SARS-COV-2 ha ocasionado a la economía mundial.

    Particularmente, el organismo advirtió que en América Latina las cifras actuales podrían incrementarse entre un 1 y 3%, e instó a tomar medidas para evitar que esto ocurra.

    Cifras mundiales

    Unos 218 millones de niños entre 5 y 17 años están ocupados en la producción económica a nivel mundial, de los que 152 millones son víctimas del trabajo infantil, según reportó la OIT. De esa cifra, aproximadamente 73 millones se encuentran en situación de trabajo infantil peligroso. 

    ​Del total, 73 millones lo hacen en África (uno de cada cinco niños); 10,7 millones en América (uno de cada 19); 5,5 millones en Europa y Asia Central (uno de cada 25) y 1,1 en los países árabes (uno de cada 35).

    De los 152 millones de niños víctimas del trabajo infantil, el 47% tiene entre 5 y 11 años; el 28% entre 12 y 14; y el 24% entre 15 y 17 años. El 58% son varones y el 42% son niñas. Un 71% trabaja en sectores agricultores, seguido del sector de servicios (17%) y el industrial (12%), particularmente en minería. 

    Aumento del trabajo infantil en América Latina

    Un análisis elaborado por la OIT en conjunto con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) fue dado a conocer a raíz de la fecha, y allí se advierte que la crisis económica producto de la situación sanitaria podría hacer que el trabajo infantil aumente entre un 1 y 3% en América Latina. 

    ​Traducido en números, esto implicaría que "al menos entre 109.000 y 326.000 niños, niñas y adolescentes podrían ingresar al mercado de trabajo", se explica en el documento, basado en el estudio de datos de Costa Rica, México y Perú.  

    "El aumento del desempleo y la pobreza afectarán severamente el bienestar de las familias, particularmente aquellas en condiciones de pobreza extrema quienes suelen habitar viviendas inadecuadas", señala el informe, que propone también una serie de medidas para contrarrestar el aumento del trabajo infantil:

    • un protección social más integral;
    • un acceso más fácil al crédito para los hogares pobres;
    • la promoción del trabajo decente para adultos medidas para que los niños vuelvan a la escuela, incluida la eliminación de cuotas escolares;
    • más recursos para inspecciones laborales y cumplimiento de la ley.

    La Organización Internacional del Trabajo lanzó el Día Mundial contra el Trabajo Infantil en 2002 para concienciar acerca de la magnitud de este problema y aunar esfuerzos para erradicarlo. Este 2020 la efeméride se centra en el impacto de la crisis en la explotación laboral de la infancia y hace un llamamiento a los países y organizaciones para proteger a los más vulnerables durante la gestión y recuperación de esta crisis.

    Etiquetas:
    Día Mundial contra el Trabajo Infantil, CEPAL, Organización Internacional del Trabajo (OIT), Unicef
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook