En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 213
    Síguenos en

    Todos sabemos que hay que llevar el cinturón de seguridad siempre que viajamos en vehículo, pero, ¿nos damos cuenta de que lo importante es llevarlo de manera correcta? Un cinturón suelto o mal ajustado durante una colisión es capaz de causar el llamado efecto submarino, y en los niños puede tener consecuencias fatales.

    Una de las posibles consecuencias del uso inadecuado del cinturón de seguridad es el llamado efecto submarino. No tiene nada que ver con el medio acuático, sino con el hundimiento. Si el cuerpo no está bien sujeto por el cinturón de seguridad, este presiona el asiento hacia abajo y puede deslizarse al suelo.

    Si se produce esta situación, para el conductor el riesgo de golpearse contra el volante o el salpicadero aumenta. Lesiones en la espalda y la pelvis, fractura de fémur o cabeza de fémur, así como hemorragias internas, son posibles consecuencias.

    En cuanto a los niños, los riesgos son aún mayores. Incluso si viajan con un sistema de sujeción adecuado: si el cinturón subabdominal no está correctamente colocado y se ha desplazado hacia el estómago, su cuerpo puede deslizarse por debajo de él y sufrir lesiones abdominales en caso de colisión.

    Para evitar el efecto submarino, siempre abrocha bien el cinturón. También es importante mantener una postura correcta al viajar en el coche y mantener la espalda bien pegada al asiento.

    No se deben colocar toallas ni cojines en el sillón. Si frenas repentinamente con el cinturón mal abrochado, la tela puede deslizarse y tu cuerpo se resbalará con ella. Este consejo es especialmente importante para los niños. En su caso, también hace falta asegurarse de que no viajen con el abrigo puesto.

    Y no pongas la excusa de "solo salgo por un par de minutos" o "así el cinturón me aprieta demasiado". Te estás jugando la vida.

    Etiquetas:
    coches
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook