En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 52
    Síguenos en

    Una enfermera adscrita al área de atención de pacientes con COVID-19 del hospital general Raymundo Abarca Alarcón, en la ciudad de Chilpancingo, capital del estado mexicano de Guerrero, se quitó la vida tras denunciar en sus cuentas de redes sociales la indiferencia de las autoridades frente a la pandemia.

    La víctima, identificada como María del Carmen Galeana, se suicidó el 31 de mayo en el domicilio donde convalecía, según informes oficiales. Por órdenes de los directivos del hospital donde trabajaba fue aislada la semana pasada junto con otras cuatro enfermeras, tras presentar síntomas del COVID-19.

    En su cuenta de Facebook, la enfermera compartió mensajes sobre los sacrificios y desgaste que enfrentan los trabajadores del sector salud que atienden a los enfermos con el virus SARS-CoV-2. Asimismo, divulgaba las quejas de médicos y enfermeras contra las autoridades por la falta de presupuesto en los hospitales.

    El 2 de mayo, Galeana envió un extenso mensaje, donde cuestionaba a la sociedad por no tomar con seriedad la pandemia y ha evitado seguir las precauciones para evitar los contagios del nuevo coronavirus.

    "¿Tienen que vivirlo para creer? Todo es gracias a nuestra sociedad retrógrada que no entiende, que no te pudiste quedar en casa, por que tu empatía y valores no dieron para más. [...] Mientras los muertos no sean tus muertos, no entenderás la gravedad de lo que estamos viviendo", escibió en su cuenta de Facebook.

    También enfatizó que la pandemia "no es un invento del gobierno para tenernos en casa, quebrar la economía, lavarnos el cerebro con la 5G".

    Dos días después, la enfermera consideró necesario que la residencia oficial del gobernador de Guerrero se habilitara como un albergue temporal para los trabajadores del sector salud que están en áreas COVID-19, de forma similar al acondicionamiento de la anterior residencia oficial del presidente de México en Ciudad de México.

    En las últimas semanas, los trabajadores del hospital general Raymundo Abarca Alarcón han denunciado públicamente la falta de equipo médico especializado de protección para atender a los pacientes con SARS-CoV-2.

    Al respecto, Galeana compartió el 25 de mayo un reproche del médico Miguel Zapata Rojas.

    "Si mañana no despierto […] quiero que sepan que no me mató el COVID, fui muerto por la indiferencia de gobiernos sucesivos que desproporcionaron negativamente los presupuestos de salud", citó.

    Las autoridades del estado de Guerrero registran hasta el 2 de junio 1.951 casos positivos del nuevo coronavirus, así como 281 pacientes fallecidos por esta causa. La entidad se considera en riesgo máximo por la propagación de contagios, ya que en los últimos diez días se presentaron casi 1.000 nuevos casos.

    Etiquetas:
    Guerrero, México, suicidio, enfermeros
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook