En directo
    Sociedad
    URL corto
    Protestas contra la violencia policial en EEUU tras la muerte de George Floyd (245)
    0 261
    Síguenos en

    Los disturbios en Minneapolis van a continuar hasta que los responsables de la muerte de George Floyd paguen por sus actos, opina David T. Jensen, residente del área metropolitana de las ciudades gemelas de Minneapolis-Saint Paul, quien ha concedido una entrevista a Sputnik.

    Los disturbios callejeros continúan en la ciudad más poblada de Minnesota —Minneapolis— tras la muerte el 25 de mayo de un vecino afroamericano de 46 años después de ser retenido con crueldad por un agente de Policía.

    George Floyd fue asfixiado por un agente de Policía después de que este hiciese presión con su rodilla sobre su cuello durante casi ocho minutos. La víctima falleció en el hospital poco después. En un vídeo grabado por un transeúnte, se puede escuchar a Floyd diciendo que no podía respirar, hasta que lentamente deja de hablar y de moverse.

    Por consecuencia, Minneapolis se ha convertido en el epicentro de violentas protestas.

    — Ha habido algunas noticias inquietantes del área metropolitana de las Ciudades Gemelas en los últimos días acerca de edificios incendiados y grandes almacenes saqueados. ¿Qué está pasando en Minneapolis en este momento?

     

    — En este momento estamos atravesando un mal momento, con los saqueos y los disturbios. Estas acciones apuntan principalmente a las tiendas Target, que es una cadena de local y nacional, y también a algunos Walmarts. Han atacado tiendas de empeño y licorerías. En realidad no es más que rabia e histeria masivas.

    — ¿Hubo alguna señal de disturbios antes del incidente con George Floyd, que murió después de su encuentro con un policía de Minneapolis, o este caso en particular fue el único catalizador de los disturbios?

    — No, nada. Antes del domingo 24 de mayo, no había absolutamente nada en el radar. Se trata solo de George Floyd, y para ser honesto, creo que cuando despidieron a los cuatro policías que estuvieron involucrados en ese incidente al día siguiente, pensaron que eso lo resolvería, pero ¿cómo podría haberlo resuelto? Si cuatro personas asesinan a un hombre en un vídeo y después solo pierden su trabajo, la gente pedirá justicia a gritos. 

    Acabamos de escuchar al fiscal general Keith Ellison, y habla de "esperar a la investigación". Pero seamos honestos: si un hombre es asesinado en un vídeo, usted arresta a esas personas y las pone en una celda de prisión mientras hace su investigación, presenta cargos. La única razón por la que no sucede es porque se trata de oficiales de Policía. Y el pueblo estadounidense piensa que eso es injusto. Y tienen esta ilusión de que hay un conjunto de reglas para todos cuando en realidad los que entendemos la historia sabemos que ha habido dos conjuntos de reglas desde siempre.

    — Para algunas personas en EEUU, los disturbios en Minnesota son probablemente un recordatorio de los disturbios de Los Ángeles en 1992 que estallaron después de que Rodney King, un automovilista afroamericano, fuera asaltado por oficiales de la Policía de Los Ángeles. ¿Cree que hay paralelismos entre ambos? Y si es así, ¿por qué las fuerzas del orden de EEUU no aprendieron las lecciones de aquel período violento?

    — Bueno, no estamos aprendiendo nada. Si tienes una multitud enojada y están al borde de la ira y decides lanzarles gas lacrimógeno y dispararles con balas de goma, es como una especie de corrida de toros, cuando clavas en el animal la espada y así lo haces enojar. Es lanzar más leña al fuego. Uno pensaría que hay cabezas más inteligentes en Minnesota, más frías, y que desescalarían la situación, pero claramente no han aprendido nada.

    — El jefe de Policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, dijo que entre los alborotadores no solo estaban los locales, sino también gente de fuera del área metropolitana de las Ciudades Gemelas. Parece que los disturbios han recibido mucho apoyo de fuera de su comunidad.

    — No lo creo en absoluto. Creo que hubo una multitud furiosa protestando en la comisaría, y la Policía puso una barricada y cuando las piedras empezaron a golpear a los coches empezaron a lanzar gas lacrimógeno, balas de goma y bombas de compresión con pequeñas bolas de goma dentro. Y dentro de ese grupo había personas que estaban llenas de ira y frustración y rabia e injusticia y "nada cambia nunca". Puedo recordar la última vez que sentí este tipo de rabia, cuando Philando Castile fue asesinado. Iba a sacar su licencia de coche después de decirle a la Policía que tenía un arma de fuego. El hombre fue a por la cartera y le dispararon seis veces. Y aquel tipo fue absuelto. 

    Un año después, Mohamed Noor disparó a una mujer blanca que iba hacia su coche. La mujer en realidad llamó a la policía porque pensó que alguien estaba siendo violado en su callejón trasero. Le disparó sin siquiera una orden y luego afirmaba que la única razón por la que fue procesado es "porque él era negro y ella blanca". 

    [Floyd] había sido puesto bajo custodia, estaba esposado, era la obligación de los policías proteger su vida en aquel momento. En lugar de eso, le ponen la rodilla en la garganta. 

    Estos llamados oficiales de Policía no son oficiales de Policía, sino asesinos, y deben ser puestos bajo custodia. Y todo el mundo sabe que esta violencia y este ultraje no va a terminar hasta que suceda, y sin embargo, aquí estamos.

    Tema:
    Protestas contra la violencia policial en EEUU tras la muerte de George Floyd (245)
    Etiquetas:
    protestas, racismo, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook