En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 146
    Síguenos en

    La reina Isabel II a menudo sale ante el público con atuendos de colores bastante extravagantes. ¿A qué se debe la peculiar elección de sus trajes? Te contamos la respuesta a este y a otros secretos de los atuendos de la realeza británica.

    Los trajes de colores brillantes no se deben solamente a una cuestión de preferencia personal de la monarca o a las tendencias de la moda. La razón por la que la reina británica viste trajes de colores tan peculiares es en realidad, bastante sencilla: ella debe ser fácilmente identificable por el pueblo. La reina "usa colores llamativos porque cree que es su deber ser vista por las personas que han esperado" durante horas, a veces bajo la lluvia, para verla, escribe Sali Hughes, autora del libro Our Rainbow Queen (Nuestra Reina Arco Iris, en traducción libre).

    Según su nuera Sofía, condesa de Wessex, la reina elige el color de sus atuendos para asegurarse de que las personas puedan verla a través de las multitudes.

    "Ella necesita destacarse para que la gente pueda decir: 'Vi a la reina'. No olvides que cuando aparece en algún lugar, la multitud se encuentra a una distancia de dos, tres, cuatro, diez o 15 metros, y todos quieren poder decir que vieron un poco del sombrero de la reina cuando ella pasó", detalló Sofía en el documental The Queen at 90.

    Faldas y vestidos con pesas

    Un truco bastante utilizado no solo por Isabel II, pero por muchas de las mujeres de la realeza británica es coser pequeñas pesas en los dobladillos de las faldas y vestidos para evitar que se muevan con el viento de manera no deseada.

    Stewart Parvin, uno de los modistas de la monarca británica, reveló que suele coser pequeños pesos de plomo, típicamente utilizados en cortinas, en la parte inferior de los trajes de la monarca para evitar que las faldas se muevan.

    Tacones más grandes

    En repetidas ocasiones, las mujeres de la familia real, incluidas Kate Middleton y Meghan Markle, han sido fotografiadas con zapatos que parecían ser demasiado grandes para sus pies. La explicación para el truco, también bastante popular entre las celebridades, es bastante sencilla: comodidad.

    Según la experta en moda Harriet Davey, utilizar tacones de uno o incluso dos números más grande ayuda a evitar que aparezcan ampollas en los pies tras eventos en los que hay que caminar o permanecer de pie por largos períodos.

    "No hay nada peor que zapatos incómodos y cuando las celebridades como Meghan (Markle) usan tacones durante un largo período de tiempo, a menudo se les hinchan los pies. La hinchazón puede causar ampollas y, a largo plazo, juanetes", detalló Davey a The Sun.

    Sombreros inmóviles

    El uso de tocados es común en muchos eventos de la realeza, muchos de los cuales son realizados al aire libre. Un truco sencillo para mantener el sombreros en la cabeza y evitar que se lo lleve el viento son los peines incorporados o los elásticos.

    "Todos mis sombreros poseen peines o elásticos que se posicionan cómodamente detrás de las orejas y debajo del cabello para que no sean visibles", dijo la sombrerera Rosie Olivia a Forbes.

    Mallas para el cabello

    Este accesorio es casi imperceptible, pero, en muchas ocasiones es justamente el garante de que los peinados reales se mantengan intactos por horas. 

    Según The Independent, las mallas para el cabello hacen que las mujeres de la realeza, como Kate Middleton, no tengan que "preocuparse por el pelo en los días más ventosos, o que se les deshaga el peinado".

    Etiquetas:
    familia real, monarquía, realeza, Isabel II
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook