En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 102
    Síguenos en

    Con rayos láser y vibraciones, así funciona la técnica elaborada por científicos ingleses para medir la madurez de los aguacates. Según explican, la frecuencia de resonancia de las frutas nos puede dar una evaluación fiable de su punto de maduración, sin dañarlo. Esta es una buena noticia para los consumidores, ya que podría aumentar la oferta.

    En el mundo se desperdicia hasta un 30% de los aguacates debido a los daños causados durante la recolección y clasificación; más otro 5% que se pierde en la venta por menor. Este nuevo método propuesto por científicos de la Universidad de Cranfield (Inglaterra) permitiría reducir los desechos hasta en un 10%. 

    Actualmente se testea la madurez de la fruta a través de un dispositivo neumático que la empuja, o palpándolo manualmente. Ahora los científicos elaboraron un estudio que demostró una forma más beneficiosa de testeo: la vibrometría láser Doppler (LDV), que emite un rayo que refracta en la fruta y utiliza pequeñas vibraciones para probar su frecuencia de resonancia. Las vibraciones son causadas por un simple dispositivo de impacto automatizado que las golpea, explican en el comunicado de la universidad.

    Los aguacates viajan en cintas transportadoras en fila india, lo que significa que el LDV puede probarlos individualmente. A partir de ahí, un mecanismo de clasificación automática que ya es empleado habitualmente podría utilizarse para separar los frutos maduros de los inmaduros.

    "Las frutas duras crean una frecuencia más alta que las blandas, así que calculamos la frecuencia perfecta para un aguacate maduro y la medimos con precisión con la prueba de LDV", explicó el profesor Leon Terry, director de Medio Ambiente y Agroalimentación de la Universidad. 

    A su vez, la investigadora Sandra Landahl indicó que probaron "la precisión del LDV en una línea de fábrica real, en condiciones de laboratorio, y el método tiene un potencial real, dando medidas precisas de la madurez sin dañar la fruta. Si se desarrolla, un simple sistema de 'semáforo' podría clasificar la fruta en aquellas que están maduras, para su descarte o almacenamiento, ayudando a la industria a abordar los residuos de alimentos en este punto de la cadena de suministro". 

    ¿Por qué es una buena noticia para los consumidores?

    Reino Unido importa casi 100.000 toneladas de aguacates al año, y cada año la demanda aumenta. Predecir la madurez del fruto es muy beneficioso para los proveedores y los minoristas: es un producto caro, por lo que reducir los desperdicios también reduce los costes. 

    "Dejar la fruta sin dañar es de gran beneficio y reduce enormemente el desperdicio. La prueba que hemos desarrollado podría extenderse a otras frutas", señaló Terry.

    La Universidad de Cranfield es pionera de iniciativa que busca vincular a los investigadores con la industria para encontrar soluciones a los enormes desafíos que plantea el desperdicio de alimentos en la cadena de suministro.

    Etiquetas:
    palta, aguacate
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook