En directo
    Sociedad
    URL corto
    52657
    Síguenos en

    El 2 de mayo de 2014, los nacionalistas ucranianos quemaron vivas a 48 personas e hirieron 88 más. Ya han pasado seis años, pero ninguno de los culpables ha sido castigado.

    La misión de los derechos humanos de la ONU en Ucrania pide a Kiev que investigue "de manera eficaz y justa" estos acontecimientos. Según la misión, la comunidad internacional "debería considerar la posibilidad de prestar asistencia jurídica internacional en las investigaciones realizadas por los organismos de aplicación de la ley de Ucrania".

    Rusia también pide a la comunidad internacional y a las estructuras especializadas en derechos humanos que sigan pidiendo aclaraciones a las autoridades ucranianas sobre las circunstancias de la tragedia ocurrida en Odesa aquel día.

    "En este día de 2014, con la connivencia, o incluso con la participación directa de las autoridades de Maidán, nacionalistas radicales furiosos organizaron un pogromo y cometieron un asesinato en masa. Decenas de personas fueron quemadas vivas en la casa de los sindicatos de la ciudad solo porque defendieron pacíficamente sus derechos", declaró el Ministerio de Exteriores de Rusia.

    La cronología de los hechos

    Este día quedará para siempre marcado como una página negra en la historia moderna de Ucrania. En 2014, en la casa de los sindicatos de Odesa, 48 personas murieron en el incendio y más de 250 sufrieron heridas.

    El enfrentamiento entre los partidarios del Euromaidán —la acción de protesta contra el Gobierno de Ucrania que acabó con su derrocamiento— y sus oponentes comenzó en noviembre de 2013 junto con las protestas en Kiev. Los opositores de Maidán establecieron un campamento de tiendas de campaña en una de las plazas más grandes de Odesa, el campo Kulikovo

    El 2 de mayo, un partido de fútbol se esperaba en la ciudad. Los hinchas de muchas ciudades ucranianas llegaron a verlo, y con ellos llegaron los nacionalistas. Antes del partido, los hinchas y los radicales decidieron hacer una procesión conjunta. Los opositores al golpe estatal que estaba teniendo lugar en Kiev organizaron una marcha paralela. 

    Las columnas se cruzaron en la plaza Grécheskaya. Los opositores al Maídán no pudieron resistir a los radicales, que los superaban en número. La multitud de nacionalistas se dirigió al campamento en el campo de Kulikovo. Al entender que las tiendas de campaña no los iban a proteger, los opositores decidieron retirarse de la plaza a la casa de los sindicatos, donde los esperaba una trampa mortal. 

    La gente queda atrapada en una casa incendiada

    La multitud enfurecida comenzó a tirar piedras al edificio por todos lados, y luego pasó a los cócteles mólotov. La llama envolvió rápidamente el edificio, la gente saltaba de las ventanas intentando escapar. Al llegar hasta la calle, fueron talmente asesinados por los partidarios del Maidán

    Más tarde, los pocos que lograron sobrevivir al 2 de mayo fueron acusados de separatismo, de organizar disturbios y de incendiar el edificio. Todo esto a pesar de los numerosos vídeos que fueron publicados por los propios partidarios del Maidán, donde se muestra quién y cómo incendió la casa de los sindicatos.

    Pasaron seis años, nadie ha sido aún castigado y no se han declarado los nombres de los organizadores y autores de este terrible crimen. Todo ello a pesar de que existen múltiples pruebas, vídeos y fotos que permiten identificar a los culpables.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook