En directo
    Sociedad
    URL corto
    13326
    Síguenos en

    Este 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso, pero la cuarentena no permite besarse a muchas parejas, obligando a cada uno a quedarse en su casa. Sin embargo, eso no significa que tengan que renunciar al placer. Los sexólogos proponen una alternativa al contacto físico que permite mantener la chispa sexual.

    El Día Internacional del Beso surgió gracias al beso más largo de la historia, que duró 58 horas, de una pareja tailandesa.

    Los besos ocupan una parte importante en las relaciones entre personas y en la vida sexual de las parejas. Estimulan la producción de dopamina, oxitocina y serotonina. Sin embargo, la pandemia del nuevo coronavirus obliga a cambiar hábitos.

    Ante el riesgo de la propagación del COVID-19, muchas ciudades del mundo introdujeron el régimen de cuarentena para minimizar los contactos entre las personas. Las parejas que todavía no viven juntas y permanecen separadas en sus casas, se ven obligadas a buscar alternativas a los besos y al contacto físico.

    El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York publicó unas recomendaciones sobre cómo disfrutar de una vida sexual sana y protegerse de ser infectados durante la pandemia del coronavirus. Una de las recomendaciones es reemplazar las citas en persona por unas por vídeo y el sexting, intercambio de imágenes eróticas y mensajes subidos de tono.

    Los sexólogos opinan que el sexting podría ser una práctica tan excitante y placentera como un beso o incluso el sexo real.

    Las reglas son muy simples: usar la imaginación y no actuar demasiado rápido, igual que en el sexo offline. Puedes enviar imágenes y fotos eróticas y mensajes de contenido sexual para excitar a la pareja y mantener la chispa en las relaciones, a pesar de la distancia.

    Los sexólogos recomiendan utilizar los emoticonos en los mensajes sexuales. El lenguaje gráfico puede ayudar a transmitir las fantasías a la pareja y evitar los mensajes demasiado directos. Así, la berenjena y el plátano en correspondencia privada a menudo denotan el órgano sexual masculino.

    Sin embargo, antes de lanzarse a esta aventura sexual, hay que recordar algunas reglas de seguridad en el ciberespacio.

    Aunque tengas una relación seria con alguien, existe la probabilidad (de más del 20%, según datos del Instituto Kinsey de la Universidad Estatal de Indiana) de que el sexting se filtre a la red.

    Si quieres enviar una foto, no te olvides de que hay varios grados de desnudez y que no es necesario mostrar toda la belleza a la vez. 

    Si quieres hacer sexting con un extraño, que hayas conocido en internet, asegúrate de que en las fotos calientes que le envíes, no se vea tu cara ni tatuajes que permitan identificarte. Nunca se sabe dónde pueden terminar estas fotos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook