00:52 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La pandemia de COVID-19, que asestó un golpe demoledor al turismo global, podría dar origen a precauciones insólitas como certificados de inmunidad para viajeros como requisito de entrada, advierten los expertos del Deutsche Bank en un estudio al que ha tenido acceso Sputnik.

    Según los autores, la crisis actual ha demostrado que el mundo puede volverse irreconocible en apenas dos semanas, por lo que no sería de extrañar que, una vez controlados los brotes locales del COVID-19, los países se mantengan renuentes a abrir sus fronteras.

    "El sector del turismo será, quizás, el último en recuperar la normalidad. Los países, habiendo hecho un esfuerzo enorme para vencer al virus dentro de sus fronteras, se resistirían a abrirlas para la llegada de turistas sin prueba de que no son portadores del virus. Aquellos nacionales que no puedan demostrar que están 'limpios' podrían verse obligados a cancelar sus vacaciones", señalan los economistas del Deutsche Bank.

    Un certificado de inmunidad, si se desarrollara una tecnología especial para teléfonos móviles rápidamente, contribuiría a revitalizar la industria de viajes; de lo contrario, las prohibiciones en vigor serían sustituidas por períodos de autoaislamiento obligatorio a la llegada.

    Los autores del estudio advierten también de que tiendas, restaurantes, bares y otros locales, cuando finalmente reabran hacia junio, podrían limitar el aforo, como demuestra la experiencia de China en la que muchas empresas, tras reanudar sus operaciones, pidieron al personal mantener el distanciamiento social.

    Etiquetas:
    viajes, turismo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook