En directo
    Sociedad
    URL corto
    Por
    0 32
    Síguenos en

    Desde la noche del 22 de marzo, estudiantes de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México viralizaron en redes sociales una protesta en contra de las autoridades de la institución, luego de que su Consejo Técnico dio a conocer la decisión de reanudar las clases del plantel por plataformas digitales.

    Por medio del hashtag #NoSeLavenLasManos, alumnos de dicha facultad cuestionaron la reanudación de clases, en particular porque la medida ignora por completo que su plantel se encuentra tomado por el grupo de Mujeres Organizadas de la facultad desde el pasado 30 de enero. Esta protesta surgió como parte de los movimientos para exigir castigo a los casos de violencia de género al interior de la UNAM, mismos que han impedido la asistencia a clases, así como el contacto entre estudiantes y profesores.

    En entrevista con Sputnik, uno de los alumnos involucrados en la protesta comentó que la única respuesta de las autoridades universitarias al problema alude a que, en caso de no querer tomar las clases en línea, los alumnos pueden optar por darse de baja del semestre.

    "El comunicado del Consejo Técnico es muy ambiguo. No hay certeza sobre cuándo podremos recursar las materias que llegaran a faltarnos. También siento un poco de enojo, porque la facultad especificó en un comunicado previo que no podían evaluarnos ahora por la toma de las instalaciones. Se supone que cualquier maestro que evaluara iba a ser reportado con el Consejo Técnico, pero ahora sacaron lo de las clases en línea, aprovechando la situación de la pandemia para mantener el poco capital político que les queda en la facultad", reveló.

    Esta situación resulta especialmente grave para alumnos de que concluían su plan de estudios este semestre. Otro testimonio anónimo obtenido por Sputnik destaca que la decisión deja en completa incertidumbre a estos grupos, puesto que, en caso de optar por darse de baja, no hay certeza de cómo y cuándo podrán recursar las materias pendientes.

    "La facultad se tomó cuatro días después de que inició el semestre. Esto interrumpió la semana de altas y bajas, así como la semana en que conocemos a los profesores. Muchos de los que hicimos cambios no tuvimos oportunidad de conocer a los profesores y de ponernos en contacto con ellos, así que muchos no tienen nuestros correos", señaló.

    "En la facultad hay un tema de acoso e inseguridad muy fuerte, por el que las autoridades no han hecho nada para resolver. Se entablaron mesas de diálogo con el grupo que tomó las instalaciones, pero nunca se hizo un plan de trabajo para resolver el pliego petitorio (de Mujeres Organizadas) ni un seguimiento a sus denuncias. Esto generó inconformidad porque se mantuvo la impunidad de los casos que se denunciaron", comentó.

    Según la fuente, la pandemia "pareció servir como un pretexto" para dejar de lado el problema que todavía existe.

    Por otro lado, las denuncias en redes coinciden en resaltar la necesidad de que las autoridades de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales den respuesta a la falta de comunicación entre alumnos y profesores.

    "El mensaje es: o tomas las clases en línea o te das de baja. Pero qué va a pasar con los que no queremos perder el semestre. Hay muchas lagunas de información y eso también abonó a la crisis que tenemos ahora", consideró el segundo estudiante consultado por Sputnik.

    "Se supone que el proceso de baja empieza el 30 de marzo, aunque hay versiones distintas y confusión sobre lo que debemos hacer", subrayó la primera fuente.

    Etiquetas:
    violencia de género
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook