En directo
    Sociedad
    URL corto
    Por
    54010
    Síguenos en

    El 'rey del pop' falleció en junio de 2009 tras sufrir un paro cardíaco provocado por una sobredosis de un analgésico. Más de una década después de su trágica muerte, han salido a la luz nuevos y escabrosos detalles de su autopsia.

    Según publica el medio Mirror, el mítico artista tenía su cuerpo casi totalmente destruido por múltiples cirugías estéticas, por la anorexia y el vitiligo. En el momento de su muerte, el legendario cantante no tenía nada salvo varias pastillas parcialmente disueltas en su estómago. Además, sobrevivía con solo una comida al día. Su cuerpo estaba cubierto de las marcas de las inyecciones de analgésicos que recibía diariamente. 

    Sin embargo, el detalle más escalofriante fue que los labios del artista estadounidense estaban tatuados de rosa. Sus cejas y la parte frontal de su cabeza estaban tatuadas de negro. Además, descubrieron que su mítico cabello ondulado no era más que una peluca pegada a su cabeza y que, en realidad, era completamente calvo. Las rodillas del rey del pop estaban magulladas y tenía misteriosos cortes en la espalda.

    Se cree que el intérprete de Billie Jean comenzó a usar peluca tras sufrir quemaduras durante el rodaje de un anuncio para Pepsi en 1984. Fue entonces cuando se volvió adicto a los analgésicos.

    Etiquetas:
    autopsia, Michael Jackson
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook