En directo
    Sociedad
    URL corto
    Por
    El coronavirus chino se extiende por el mundo (305)
    1170
    Síguenos en

    En las redes sociales, carteles e incluso en las pasarelas, una frase se repite continuamente estos días "No soy un virus".

    Conocidos miembros de la comunidad china en España, entre los que se encuentran periodistas, artistas o abogados, han puesto en marcha la campaña online con el objetivo de prevenir actitudes xenófobas y erradicar determinados prejuicios hacia sus compatriotas asiáticos.

    La idea de este movimiento se heredó de la campaña creada en Francia por usuarios de internet bajo el hashtagh #JeNeSuisPasUnVirus, tras una ola de racismo hacia individuos de comunidades asiáticas.

    A partir de ahí, el abogado Antonio Liu Yang fue proponiendo a sus colegas de la diáspora china en España publicaciones en redes sociales contra los ataques racistas generalizados para disminuir ese alarmismo mediático, aunque el de Francia y el de España son movimientos independientes: "No nos hemos coordinado, nos hemos hecho eco trasladándolo al castellano" explica Susana Ye a Sputnik, autora del documental Chiñoles y bananas y periodista especializada en movimientos sociales, colectivos minoritarios e identidad.

    "Al fin y al cabo, el ciudadano de a pie lo que le llega, entiende y usa es el español" y añade "como dijo Antonio Liu Yang, pensamos en nuestros compañeros de Latinoamérica, en que esta iniciativa también es replicable allí".

    "Me contactó a mí y a otras personas de la diáspora china para comentar sensaciones y todos coincidimos en que era lógico ser precavidos porque lo cierto es que el ciudadano chino, pese a ser visto como integrado y minoría modelo, sufre racismo al ser visto como ajeno y exótico" concluye.

    "En muchas ocasiones, nos ven como extranjero o migrante, cuando muchos de nosotros nos sentimos y somos tanto o más de aquí, pese a nuestros ojos rasgados".

    View this post on Instagram

    Coronavirus o xenofovirus Estos días me han enviado muchas noticias y publicaciones sobre como el coronavirus ha desatado xenofobia y discriminación contra la población china en distintos países del mundo: niños que han sido acosados en la escuela, noticias y programas con lenguaje sinofóbico, altercados en transportes públicos, negación de entrada a bares y restaurantes…etc Paranoia nivel altísimo, sí. (Os doy un dato, la gripe estacional tiene más mortandad que el coronavirus) Afortunadamente, yo ni tengo el coronavirus (todavía, que luego, quién sabe, y yo soy extremadamente hipocondríaca) ni he sufrido ninguna agresión racista (todavía, que luego, quién sabe). Os contaré mis recuerdos sobre el brote de SARS en el 2002. Tenía 13 años más o menos. Recuerdo que de repente no venía nadie a comer al restaurante chino familiar y que mi madre puso carteles en la puerta sobre la procedencia de alimentos: La carne que servimos en el restaurante es de mercados locales. Luego, el tiempo fue pasando y poco a poco, la gente se fue olvidando y volviendo a comer. Lo mismo pasó con las vacas locas. Y la gripe A... Sí, nos dejamos llevar por el miedo. Y yo puedo entender la alarma por una tos o una fiebre. Pero el resto… no. Que haya personas que utilicen ese “miedo” para deshumanizar. Como si ese miedo les diera legitimidad para desatar la xeno(sino)fobia, el racismo y la discriminación. Y me pregunto ¿hasta donde vamos a llegar?. Tenemos ejemplos históricos de hacia dónde nos ha llevado la extrema deshumanización, y OH, SPOILER: a nada bueno. En serio, vamos a calmarnos, porque si por tener miedo, perdemos nuestra humanidad, ¿qué nos queda?. Es momento de ser solidarios y aliados, no verdugos. #stopchineseshaming #nosoyunvirus Gracias a ALIADES por participar!!

    A post shared by Quan Zhou (@gazpachoagridulce) on

    Otra de las cabezas más visibles de esta campaña ha querido responder a Sputnik. Se trata de Quan Zhou, Ilustradora y diseñadora gráfica que se ha convertido en todo un referente de Instagram con más de 30.000 seguidores en su cuenta. Cuando le preguntamos por su objetivo como miembro de este movimiento, nos confiesa que su propósito es lanzar un mensaje de conciliación y prevención, y evitar llamar la atención o castigar:

    "No tiene sentido castigar a una población que está sufriendo un virus con racismo y xenofobia porque nadie se merece morir por un virus", admite.

    Ambas comprenden la preocupación de la población, pero sin caer en una paranoia y crispación mundial que alimentan los medios de comunicación.

    "Los medios tienen mucha responsabilidad en lo que se emite. No todo el mundo puede recibir y digerir esa información de una manera calmada". Consideran que no hay que crear un alarmismo desmesurado porque de lo contrario crecerá el nivel de pánico.

    "En este momento los medios tienen que tener responsabilidad de no extender el pánico. Hay algo que se expande mucho más rápido que el virus y es la pandemia del pánico", manifiesta Zhou. Como declara Susana Ye, al final esta campaña de concienciación no es un mensaje político sino una comunicación ciudadana, "nace como un gesto de solidaridad de toda la diáspora china y como mensaje de que tu prejuicio no lo avala un brote sanitario", pues como dice Quan Zhou, "no hay que dejar a la xenofobia y el racismo disfrazarse de prevención".

    Tema:
    El coronavirus chino se extiende por el mundo (305)
    Etiquetas:
    España, China, pandemia, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook