En directo
    Sociedad
    URL corto
    171
    Síguenos en

    Aaron Snares, de 27 años, entendió que era el momento de actuar cuando rechazó la oportunidad de ser padrino de la boda de su hermana por su sobrepeso. Entonces, se unió a un programa para adelgazar y perdió casi la mitad de su peso.

    El joven confiesa que se sentía incómodo cuando pesaba 191 kilos. En unas vacaciones de verano rompió tres tumbonas porque no aguantaban su peso.

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от Aaron Snares (@snaresylad_sw)

    Sin embargo, fue una boda familiar lo que realmente impulsó a Aaron a actuar. Cuando su hermana le pidió que fuera padrino de boda, tuvo que decirle que no porque temía que nunca cabría en los trajes que llevaban los padrinos. Además, estaba nervioso por dar un discurso o ser el centro de atención.

    ​"Al final, decidí que no podía ser padrino de boda, pero acepté llevar el mismo traje que el resto de los chicos. Mis peores temores se hicieron realidad en la prueba. (…) Me pasé todo el día bajándome la camisa y, en general, sintiéndome incómodo", dijo en comentarios al diario Daily Mail.

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от Aaron Snares (@snaresylad_sw)

    Fue su abuela quien lo animó a perder el peso, y el joven se unió a un programa para adelgazar. Aaron no solo logró perder 88 kilos, sino que encontró a una novia. Cuando era obeso, no se atrevía a acercarse a las chicas, pero al adelgazar, la situación cambió.

    "Desde que perdí peso, conocí Lucy y esperamos sentar cabeza y conseguir una casa juntos e incluso formar una familia algún día", dijo Aaron.
    Etiquetas:
    obesidad
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook