En directo
    Sociedad
    URL corto
    Por
    380
    Síguenos en

    En Chile siguen protestando contra las Administradoras de Fondos de Pensiones, mientras las propuestas del Gobierno (y de la oposición) siguen sin modificar el sistema de capitalización individual. En entrevista con Sputnik, el economista Jan Cademartori explicó por qué no es bienvenido el proyecto de reforma del presidente, Sebastián Piñera.

    Hay economistas que piensan que el sistema de capitalización individual en el que se basan las Administradoras de Fondos de Pensiones de Chile (AFP) —más que ofrecer un servicio previsional jubilatorio— desvían parte del salario de los trabajadores para financiar grandes grupos empresariales. 

    Uno de ellos es Jan Cademartori, doctor en Desarrollo Económico. A su juicio, la reforma a las pensiones impulsada por el Gobierno de Sebastián Piñera —que prevé que los empleadores aporten un 6% más a las cotizaciones—, no hace más (ni menos) que perjudicar a los trabajadores: los empleadores podrían congelar o recortar los salarios.

    "En un país donde la mayoría de los trabajadores no están sindicalizados, será difícil negociar. Al final, aunque la ley diga que el 6% lo tiene que pagar el patrón, gran parte lo va a terminar pagando los trabajadores que tienen menos poder de negociación. Los economistas sabemos que en la práctica los impuestos siempre son compartidos entre los dos sectores", dijo Cademartori a Sputnik.

    ¿En qué consiste la reforma de pensiones solidaria de Piñera?

    El 16 de enero Piñera envió al Congreso un proyecto para reformar el sistema de pensiones chileno que se basa en un incremento de la cotización de los trabajadores. Según la iniciativa, pasaría del 10% actual al 16%, y esa diferencia sería aportada por los empleadores. 

    Ese 6% adicional sería dividido a la mitad, una parte iría a la capitalización individual (será destinado a la cuenta individual complementando el ahorro previsional de cada trabajador) y la otra a un Fondo de Ahorro Colectivo y Solidario, que entregará una pensión adicional a la financiada con ahorros propios o del Pilar Solidario a los pensionados. Todo ello sería administrado por una nueva institución. 

    El ministro de Hacienda chileno, Ignacio Briones, precisó en rueda de prensa que existirá una transición de 12 años, aplicando 0,5% de cotización extra anual, con el compromiso del Fisco de acelerar la transición aportando los primeros años un total de 650 millones de dólares.

    Briones también anunció que habrán nuevos "costos fiscales", considerando que el Estado también es empleador y también deberá asumir el gasto de la cotización adicional; además, indicó que el cobro de impuestos a las empresas mermaría por el gasto que asumirán las firmas. Según la proyección de la cronología del presidente Piñera, la tramitación de la iniciativa comenzará a regir el 1° de abril.

    ​Cademartori aseguró que para que los pensionistas cobren más, no es necesario aumentar las cotizaciones, sino terminar con las AFP y que las recaudaciones pasen a ser administradas por el Estado. "Con lo que hay acumulado en el fondo, podrían aumentarse al doble las pensiones y todavía quedarían reservas para el futuro, sin agregar un peso más y sin temor a desfinanciar el sistema por muchos años", afirmó. 

    El economista citó a su colega Manuel Riesco, quien recientemente publicó un artículo de opinión en el semanario chileno El Siglo sobre el tema, en el que señala que se cotizan 10.000 millones de dólares, lo que permitiría "pagar todas las pensiones vitalicias y cubiertas por el seguro, dejando un excedente cuya continuidad hacia el futuro excede con creces" las pensiones adeudadas. 

    "Hay que crear un sistema estatal, público, que se encargue de tomar todo lo que hay ahorrado actualmente y repartirlo en pensiones y no seguir transformando ese dinero en lo que se hace actualmente, que es financiar las inversiones de los grandes grupos económicos", dijo Cademartori. En su artículo Riesco señala que sólo seis compañías se embolsan el 90% de las cotizaciones.

    ¿Qué opina la oposición?

    El presidente del Senado y militante del Partido Por la Democracia, Jaime Quintana, dijo en rueda de prensa que tienen consensos como oposición y dentro de ellos está el de implementar un sistema de reparto. "Nosotros le hemos planteado al Ejecutivo que el 6% tiene que ser para un fondo colectivo, tiene que existir reparto y tiene que haber sustentabilidad de este fondo. Es fundamental que no exista más capitalización individual", aseguró.

    Otra de las propuestas de la oposición es aumentar el Pilar Solidario. "Hoy día se usa para poder financiar al 60% más vulnerable de la población y creemos que eso también es insuficiente", dijo la presidente de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, Gael Yeoman.

    "Necesitamos financiar a más población: hemos planteado un régimen transitorio para alcanzar al 95% de la población del Pilar Solidario, y eso también es una propuesta que le hemos planteado al Gobierno", dijo la diputada.

     "También creemos —agregó— que en el mediano plazo no puede ser que no se toque ese 10% de cotización obligatoria administrado por las AFP. O sea, que el ente público no pueda en ningún caso el poder administrar parte de ese 10% nos parece que es inexplicable para las personas".

    La oposición coincide con el Gobierno en que el 6% adicional que se supone aportarán los empleadores, sea gestionado por una institución pública y no por las AFP.

    ​El Gobierno de Piñera es desaprobado por el 94% de la población, según la última encuesta de Centro de Estudios Públicos. Piñera no es el único que imcumplió las expectativas de la ciudadanía, también el Congreso y los partidos de oposición recibieron un alto nivel de rechazo. 

    Etiquetas:
    reforma previsional, jubilados, Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), pensiones, protestas, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook